Psicología InfantilSalud Mental

Trastorno de ansiedad por separación

El trastorno de ansiedad por separación puede aparecer por diversas causas
 

Hoy veremos cómo afecta a los niños y cómo repercute en la vida adulta si no se soluciona.

La niñez es una etapa muy importante en nuestra vida y todo trastorno que surja puede repercutir en la edad adulta si no se resuelve lo antes posible. Hoy vamos a hablar del trastorno de ansiedad por separación que es mucho más habitual de lo que en principio pueda parecer.

El trastorno de ansiedad por separación surge cuando las figuras de apego para un niño se alejan, salen de la habitación en la que él está o, simplemente, pasa mucho tiempo en el trabajo. El estrés y la ansiedad que siente ese niño es desproporcionado y muestra un miedo hacia un posible abandono.

La pregunta es ¿qué causa el trastorno de ansiedad por separación? Tiene que haber algo que sea el detonante para que el niño actúe de esta manera. Esto es lo que vamos a ver a continuación.

Las causas del trastorno de ansiedad por separación

Cuando un niño sufre trastorno de ansiedad por separación, esto indica que dentro del núcleo familiar ha existido una ruptura, una pérdida o una separación que ha sido impactante. Vamos a ver algunos ejemplos que pueden ser los causantes de este tipo de trastorno:

Divorcio: la ruptura de la pareja que son las figuras de apego para el niño hace que este se sienta inseguro. Por eso surge la ansiedad, como una manera natural y adaptativa que le alerta que está en peligro.

Cambio de espacio: la mudanza a un nuevo hogar o a otra ciudad puede hacer que aparezca el trastorno de ansiedad por separación. Los niños son muy susceptibles a cualquier cambio ya que necesitan sentirse seguros en todo momento.

La llegada de un hermano: tener un hermano es un motivo de alegría, pero para muchos niños supone “compartir” a las figuras de apego por lo que pueden pensar que ahora ya no son importantes y sus progenitores los dejarán de lado. Ante esto, surge la ansiedad.

La muerte de un familiar: esta situación le hace ver al niño que cualquier persona de su entorno puede irse y no volver, por lo que su miedo se incrementa y empieza a pensar que puede pasar lo mismo con sus figuras de apego.
Todas estas causas pueden generar una preocupación excesiva en el niño e injustificada que le llevarán a estar siempre pegado a sus figuras de apego. Esto repercutirá negativamente en diversos aspectos de su vida. Por ejemplo, cuando tiene que quedarse en el colegio o en clases particulares.

¿Cómo se resuelve este trastorno?

La mejor manera de solucionar este trastorno es contando con la ayuda de un psicólogo infantil. Pero, los cuidadores también tienen que poner de su parte para llevar a cabo determinadas prácticas que serán beneficiosas para el niño:

Deben practicar el desapego: dejar el niño con familiares o abuelos es positivo. Hacer despedidas rápidas cuando se deja en el colegio, también.

Hablar con sinceridad: si al niño no se le habla de la muerte de un familiar, si no se le explica, esto puede hacer que surja o empeore el trastorno de ansiedad por separación. Los niños entienden más de lo que los adultos creen. Se debe hablar con ellos para que exploren sus emociones y las dejen fluir.

Establecer rutinas es positivo: si todos los días se llevan a cabo las mismas rutinas esto puede generarle confianza al niño permitiéndole que se sienta seguro.

Es muy importante que no castiguemos al niño, que no le riñamos y que, mucho menos, ignoremos lo que le está pasando. Esto solo incrementaría su trastorno de ansiedad por separación que puede afectarle en un futuro en su vida adulta. ¿Qué le puede pasar a una persona adulta con este trastorno?

Sufre dependencia emocional: se apega a sus amigos, a su pareja y a cualquier persona que le brinde seguridad. Pero, siempre está presente la ansiedad de que en cualquier momento la pueden abandonar por eso suelen controlar y desconfiar.

Tiene pensamientos rumiantes: la ansiedad que siente provoca que se anticipe a lo que pueda pasar creyendo que algunas de las cosas que hace pueden hacer que las personas se vayan de su lado. Esto incrementa su ansiedad por una separación que solo existe en su mente.

Tratar el trastorno de ansiedad por separación cuando somos adultos es mucho más difícil, ya que debemos darnos cuenta de lo que nos ocurre y buscar ayuda profesional para salir de esta forma tan insana para nosotros de relacionarnos con los demás.

Un psicólogo ayudará a una persona con este trastorno a aumentar su autoestima para así poder no solo confiar en sí misma, sino en los demás. Al mismo tiempo, se trabajará con el apego para que así pueda empezar a cultivar relaciones más saludables. ¿Alguna vez has sufrido trastorno de ansiedad por separación?

Artículo anterior

Cómo prevenir las estrías en los senos: 8 consejos útiles

Artículo siguiente

Eribulina: qué es y cómo actúa

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.