PsicologíaSalud Mental

¿SIRVE TOMARSE UN TIEMPO?

Aunque para algunos supone una velada ruptura de la relación, esta posibilidad está siendo reformulada por los nuevos paradigmas afectivos
 

La consabida frase provoca temor, ya que supone una ruptura de la relación. Muchas parejas están seguras de que no sirve “tomarse un tiempo”. Los clásicos argumentos que justifican la decisión son poco creíbles: “para pensar”, “para ver que siento, para saber si te extraño”, “para ordenar los pensamientos”. Pareciera que esa famosa “tregua” en la relación diera paso a sensaciones y sentires que quedaron bloqueados, a la espera de un tiempo de dedicación personal, o bien, ya no existen. Sin embargo, esta posibilidad en las parejas en crisis está siendo reformulada por los nuevos paradigmas afectivos.

Los jóvenes millennials viven con más naturalidad estas idas y vueltas en los vínculos amorosos, como una forma de no sentirse atados al otro y respetar los tiempos y espacios personales. Pero el cambio está en aquellas parejas en crisis que se dieron cuenta que convivir tiene sus dificultades, y se les hace difícil amalgamar autonomía, progreso personal y responsabilidades vinculares.

La convivencia en los jóvenes treintañeros

Conocerse, amarse y proyectar una vida juntos supone aprender a integrar (e intentar un equilibrio) entre los deseos personales y la presión social. Es muy fuerte el condicionante de “formar una pareja, convivir y armar una familia”. Muchos lo hacen sin preguntarse siquiera si es una aspiración deseada o si es el momento para llevarla adelante.

Las nuevas generaciones saben las responsabilidades que conlleva y están más atentos a salir ganando en la negociación para no postergar ambiciones significativas para el Yo. Si antes se cumplía a pie juntillas con las demandas del afuera, hoy por lo menos se piensa y se las pone en cuestión.

Existen anhelos de la familia de origen que se traducen (consciente o inconscientemente) en acciones obedientes de los hijos que luego merecen ser revisadas. Jóvenes que se unieron pasada la veintena de años, que decidieron convivir, para luego tener de frente una verdad: ¿es esto lo que yo quería?

Preguntarse tiene -por lo menos- dos caminos: sigo como si nada hubiera sucedido o asumo el compromiso de pensar el tema. Y es aquí donde la propuesta de tomarse un tiempo está siendo considerada, ya que no sugiere a una forma “delicada” de decir que solapa un corte definitivo, sino a una necesidad de alejarse para retomar el acercamiento desde las ganas y la libertad de cada uno. Es posible que en esta etapa, rote la convivencia, ambos dos se vean y disfruten de los encuentros sin el apuro ni la necesidad de poner un nombre al tipo de unión que ahora conforman.

El nombre condiciona

Las nuevas generaciones y las anteriores que vienen de fracasos amorosos no quieren que un nombre condicione el tipo de relación. Sin duda, las palabras no solo definen una unión, también inducen una serie de conductas regladas por la sociedad y la cultura. Los significantes obligan a un significado que deje contento al Yo y la mirada social. Es tan fuerte el influjo “de la palabra que nombra” que hay que hacer un esfuerzo para decir no. La interacción entre las partes de la relación es lo que marca el estilo de la unión y, al mismo tiempo, convoca responsabilidades, acuerdos, roles, etc.

Decía antes que los jóvenes que recién empiezan a amar y aquellos que ya están de vuelta se parecen en este punto: no quieren que una palabra (novio, pareja, matrimonio, amigovio) defina el vínculo. En todo caso, se irá definiendo por lo que cada uno aporte y por los códigos de interacción que se generen.

La frase “tomarse un tiempo” pareciera que puede ser interpretada con más literalidad que antes, cuando era un mero eufemismo de la ruptura. Será una tarea de acercamiento desde otro lugar. Más verdadero, propio, fuera de toda convención social. Sin palabras que etiqueten lo que ahora están logrando desde la distancia. Y si no es posible, igual será una experiencia muy valiosa.

Artículo anterior

MODELADO DE CEJAS: 5 ERRORES TÍPICOS QUE CONVIENE EVITAR

Artículo siguiente

CONOCE EL REMEDIO CASERO PARA PROTEGER LA VOZ

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *