IntegrativaReiki

Los chakras, puntos energéticos que debes activar

A continuación te comentamos cómo puedes optimizar los chakras de distintas formas: gemas, aromas, música, masajes, etcétera
 

Los chakras son 7 puntos energéticos que se encuentran distribuidos estratégicamente en nuestro organismo. Se encargan de regular nuestra salud e influyen a emocional y espiritual. Por esta razón, si no llevamos un estilo de vida coherente, amable y benéfico, no podemos hallar equilibrio; incluso, podemos llegar a bloquearnos.

Enseguida te comentaremos de qué manera podemos mejorar el funcionamiento de los chakras. Para ello podemos recurrir a algunos métodos naturales como la música, los aromas, las gemas, los colores o los masajes. Así que si deseas mejorar tu día a día y gozar de bienestar, no dudes en darles una oportunidad. Te aseguramos que valdrá la pena.

¿Qué son los chakras?

Tal y como mencionamos anteriormente, los chakras son 7 puntos energéticos que se encuentran a lo largo de nuestra columna y cabeza. Siguen una línea recta justo en el centro de nuestro cuerpo y regulan las diferentes funciones del organismo, así como nuestras capacidades y emociones. Vendrían a ser los siguientes:

Chakra raíz: Se sitúa en la base de la columna vertebral. Está vinculado a la confianza.
Chakra sacro: En el hueso sacro, encima de los genitales. Se relaciona con la sexualidad y la creatividad.
Chakra del plexo solar: El tercer chakra está dos dedos por encima del ombligo. Se vincula con la sabiduría.
Chakra corazón: En el centro del pecho, el chakra del corazón se relaciona con el amor y la curación.
Chakra de la garganta: Este chakra se corresponde con la garganta y, por lo tanto, también con la tiroides. Trabaja la comunicación.
Chakra del entrecejo: En el entrecejo encontramos el famoso tercer ojo, relacionado con la conciencia y el conocimiento.
Chakra de la coronilla: En la coronilla está el séptimo y último chakra. Es el centro energético de la espiritualidad, que conecta nuestro cuerpo con lo más elevado.

1. Notas musicales

Para empezar, debemos saber que los chakras se corresponden con las 7 notas musicales. No es una coincidencia, ya que todo en la naturaleza tiene su armonía. Por lo tanto, la música también puede ayudarnos a nivel físico y espiritual. Y comenzaremos, por ejemplo, cantando la nota del chakra que queramos ayudar a equilibrar. Cada chakra se corresponde con su nota:

Raíz: Do.
Sacro: Re.
Plexo solar: Mi.
Corazón: Fa.
Garganta: Sol.
Entrecejo: La.
Coronilla: Si.

2. Aceites esenciales

La aromaterapia nos ofrece una agradable y deliciosa terapia por medio de los aceites esenciales para mejorar nuestro bienestar físico, espiritual y emocional. De este modo, cada chakra tiene sus aromas específicos:

Raíz: Cedro y clavo.
Sacro: Ylang-ylang y sándalo.
Plexo solar: Lavanda, romero y bergamota.
Corazón: Rosa, menta y almizcle.
Garganta: Salvia y eucalipto.
Entrecejo: Menta y jazmín.
Coronilla: Olíbano y loto.
Para empezar, podemos utilizar los aceites esenciales para masajearnos el punto correspondiente. No obstante, deberemos asegurarnos de que sean de máxima calidad, ya que existen muchas esencias químicas en el mercado. Estas solamente funcionan para dar olor, pero no para curar.

3. Colores

Los chakras se relacionan con diferentes tipos de vibraciones las cuales, a su vez, se corresponden con colores. En este sentido, la cromoterapia o curación por medio del color nos puede ayudar en la búsqueda del equilibrio.

Por lo tanto, los chakras se corresponden con los siguientes colores:

Raíz: Rojo.
Sacro: Naranja.
Plexo solar: Amarillo.
Corazón: Verde.
Garganta: Azul.
Entrecejo: Índigo.
Coronilla: Violeta.

Por lo tanto, los colores que nos rodean influyen en nuestra calidad de vida. En realidad, al elegir la ropa o los accesorios, pintar la casa o poner determinados cuadros estaremos potenciando unos u otros aspectos. Por este motivo, te recomendamos que los escojas a conciencia. Además, también podemos utilizar las lámparas de cromoterapia.

4. Gemas

La gemoterapia es una terapia curativa según la cual cada gema o piedra tiene unas propiedades medicinales. Además, cada chakra tiene las suyas correspondientes, las cuales podemos ponernos en esa parte del cuerpo mediante accesorios o mientras estemos descansando. En este sentido, las gemas correspondientes son las siguientes:

Raíz: Rubí y granate.
Sacro: Ámbar y topacio.
Plexo solar: Ágata.
Corazón: Cuarzo rosa y malaquita.
Garganta: Aguamarina, turquesa y lapislázuli.
Entrecejo: Amatista y piedra de luna.
Coronilla: Cuarzo blanco y diamante.

5. Masajes

Por último, los masajes también pueden contribuir a mejorar el funcionamiento de los puntos energéticos de nuestro cuerpo. Existen diferentes terapias como el yoga o el reiki que trabajan con este tipo de energías. No obstante, deberemos realizarlas en lugar adecuados y con profesionales certificados.

Además, podemos combinar los masajes con las otras técnicas para multiplicar sus efectos. Masajes con aceites esenciales y gemas, ambientados con luz de colores y con el acompañamiento musical adecuado. ¡Una experiencia para todos los sentidos y niveles del organismo!

Artículo anterior

5 síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos

Artículo siguiente

En qué se diferencian y en qué se parecen el yoga y el pilates

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.