IntegrativaTerapia Floral

ESENCIAS FLORALES Y ESPIRITUALIDAD

La relación entre Esencias Florales y espiritualidad viene desde su origen ya que el Dr. Bach las creó para armonizar todos los aspectos del ser humano
 

Afirmaron que si nuestros aspectos mental y espiritual se encuentran en armonía, la enfermedad no puede existir y que se puede juzgar la salud a partir de la felicidad. Hahnemann pudo comprobar que todo aquello que provocaba envenenamiento podía, administrado en cantidades mínimas, curar y así formuló su ley de “lo similar cura lo similar” y el Dr. Bach defendió que la enfermedad no se genera directamente en un plano físico sino que viene de más arriba; surge como conflicto entre nuestro ego y nuestra conciencia. Esta falta de armonía se manifiesta en el cuerpo mediante desórdenes de los sistemas y tejidos orgánicos.

El propósito de la enfermedad es el de que tomemos conciencia de los errores y no llevemos demasiado lejos nuestras actitudes equivocadas y habría que entenderla como un toque de atención. La curación o la prevención de la enfermedad consistiría en la disolución de estos conflictos entre nuestro ego y nuestra conciencia.

Volviendo a Hahnemann, expresaremos que toda curación que proviene del exterior es nociva porque aunque sirve de alivio orgánico no erradica el defecto. Las flores de Bach al igual que ciertos remedios de la farmacopea homeopática tienen la capacidad de elevar las vibraciones de los canales de recepción de nuestra parte espiritual.

Todas las esencias que el Dr. Bach descubrió están fundamentalmente dirigidas a nuestra parte espiritual y están divididas en siete grupos tipológicos. Cada uno de estos grupos contiene diferentes esencias y en su totalidad son 38. Cabría resaltar que en cada uno de estos grupos siempre hay una esencia que toca de forma más directa la parte espiritual.

Grupo I – Temor

Aspen (Alamo Temblón) ayuda a la aprehensión de mundos espirituales más elevados filtrando toda la información que nos llega de otros planos y en definitiva facilita la manifestación de nuestro Ser aportando una ayuda valiosa para superar cualquier clase de miedo porque a medida que adquirimos conocimiento, nuestro ego y sus miedos van desapareciendo.

Grupo II – Incertidumbre

Wild Oat (Avena Silvestre) actúa activamente aportando armonía entre nuestro ego y nuestro Ser. Esta esencia se caracteriza porque deja entrar la información intuitiva que se necesita cuando no se tiene claro el rol a desempeñar en este mundo, ayudando a esclarecer cual es la vocación, el don, la habilidad, etc. de quién se cuestiona qué es lo que tiene que hacer con su vida.

Grupo III – Falta de interés por las circunstancias actuales

Chesnut Bud (Brote de Castaño Blanco) ayuda a asimilar todos los procesos por los que el sujeto va pasando, facilitando extraer la parte positiva de todas las experiencias vividas.

Grupo IV – Soledad

Water Violet (Violeta de Agua) ayuda a desapegarnos de nuestra personalidad, de nuestros perjuicios y creencias para poder aprender con mayor facilidad y amplitud de miras.

Grupo V – Hipersensibilidad a influencias e ideas ajenas

Holly (Acebo) minimiza la disarmonía que se produce entre nuestra personalidad y nuestro Ser.

Grupo VI – Desaliento o desesperación

Estrella de Belén actúa como un sellador energético de los sentimientos de nuestro ego y devuelve la guía a nuestro Ser.

Grupo VII – Sobreprotección o preocupación por el bienestar ajeno

Beech (Haya) ayuda a comprender, poniéndose en el lugar de los demás.

A parte de estas siete esencias cabe resaltar a Cerato (Ceratoestigma) que forma parte de los doce sanadores y que está encuadrada en el grupo II (incertidumbre)

Cerato es la flor de la sabiduría, proporciona la adquisición del conocimiento y desarrolla una firmeza que disipa las dudas en el propio criterio. Estas dudas producen una dispersión total porque llevan a la permanente búsqueda de consejo, obligando a proyectarse en un sinfín de cosas diferentes y distrayéndonos de lo que en realidad importa.

Artículo anterior

CONOCE CADA UNO DE LOS SÍNTOMAS DEL TRASTORNO HIPOCONDRÍACO

Artículo siguiente

LA PRUEBA DE PAPANICOLAU

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.