Clínica MédicaEspecialidades

UNA NOCHE DE INSOMNIO AUMENTA EL RIESGO DE ALZHEIMER

Cuando no se duerme, aumenta la cantidad de una proteína que obstaculiza la capacidad del cerebro para funcionar
 

Una única noche sin poder dormir puede provocar que el cerebro se llene de la proteína beta amiloide, capaz de formar placas que obstaculizan la capacidad del cerebro para funcionar y pueden derivar en casos de alzheimer.

Incluso una noche de privación del sueño puede aumentar los niveles de estos dañinos compuestos beta amiloides. Esa es una suposición muy lógica y es consistente con investigaciones previas

A esta conclusión llegaron a partir del análisis de 20 personas sanas sin antecedentes de trastornos cerebrales, a quienes les pidieron que pasaran dos noches en el laboratorio; una en la que se les permitió descansar bien por la noche y la otra en la que no pudieron dormir absolutamente nada.

Luego fueron sometidos a escáneres cerebrales para evaluar sus niveles de beta amiloide. Así descubrieron que la privación del sueño se asoció con un aumento significativo de beta amiloide en el cerebro (en 19 de los 20 participantes), en comparación con una buena noche de sueño.

También se observaron incrementos de esta proteína en regiones del cerebro importantes para la memoria y el pensamiento, como el hipocampo (relacionado con la memoria) y el tálamo (un centro importante para transmitir información sensorial al cerebro).

De este modo, los investigadores descubrieron que cuando una neurona se activa, produce beta amiloide. Al no dormir, las neuronas siguen trabajando y producen una sobre acumulación. Además, el sueño ayuda a la eliminación de productos de desecho del cerebro.

Artículo anterior

LOS SÍNTOMAS DE UN HEMANGIOMA DE HÍGADO

Artículo siguiente

¿ES FRECUENTE LA TENDINITIS POR LA LACTANCIA?

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.