EspecialidadesTraumatología

TRATAMIENTO Y RECUPERACIÓN DE UN ESGUINCE DE TOBILLO

Se trata una de las lesiones más comunes dentro de las patologías del sistema músculo-esquelético: el esguince de tobillo
 

¿Qué es el esguince de tobillo?

Para saber qué es un esguince primero entendamos qué son los ligamentos. Los ligamentos son estructuras en forma de bandas que, en las articulaciones, unen huesos entre sí. Los ligamentos tienen una orientación determinada que permite ciertos movimientos y otros los limita. Cuando las articulaciones son obligadas a moverse en un sentido no natural de la articulación, es decir, en contra de los movimientos que restringe el ligamento, se producen roturas en éstos ligamentos; lo que conocemos como esguince. El tobillo es la articulación que se esguinza con más frecuencia.

¿Qué podemos hacer cuando tenemos un esguince de tobillo?

En casi todos los casos el esguince de tobillo es una lesión auto resolutiva que con reposo y fisioterapia o rehabilitación se recupera rápidamente; pero en algunas ocasiones puede que el esguince no sea solo eso y, aparte de la distensión ligamentaria, exista una fractura oculta o una zona del cartílago del tobillo este dañado. Por eso un buen diagnóstico de esta lesión es primordial para determinar el mejor tratamiento

¿Qué movimientos producen el esguince de tobillo?

La posición más inestable y en la que se lesionan más ligamentos (peroneoastragalino anterior, peroneocalcáneo y peroneoastragalino posterior) para el tobillo es hacia la flexión plantar, inversión y rotación interna del pie

El grado del esguince dependerá de la cantidad de ligamentos que se hayan roto: el esguince es grado 1 cuando sólo se lesiona 1 ligamento (el peroneoastragalino anterior, grado 2 cuando se lesionan 2 ligamentos (el peroneoastragalino anterior y el peroneocalcáneo) y grado 3 cuando se lesionan los 3 ligamentos (el peroneoastragalino anterior, el peroneocalcáneo y el peroneoastragalino posterior).

¿Cómo cura el organismo el esguince de tobillo?

La reparación del esguince ocurre en 3 fases:

En la primera fase el organismo libera células y sustancias en el foco de la lesión, y la podemos identificar porque los signos de la inflamación son evidentes: aumento de la temperatura, enrojecimiento de la piel, aumento del tamaño del tobillo, dolor y disminución de la función del pie.
En la segunda fase los signos de la inflamación deben de disminuir para darle paso a la verdadera reparación de los tejidos lesionados con las células y sustancias que se liberaron en la primera fase. En ésta fase se corre el riesgo de volver a lesionar el tobillo con tensiones excesivas.
En la tercera y última fase, los tejidos progresivamente ganan fuerza, resistencia y organización.
Los estímulos adecuados van a promover una reparación adecuada de los tejidos, por lo que conocer cuáles son éstos estímulos en casa fase es indispensable.

¿En qué consiste el tratamiento en fisioterapia del esguince de tobillo?

La recuperación de un esguince lateral de tobillo debe ser cuidadosa, principalmente porque debe respetarse las fases de curación, la duración de cada una y lo más importante de todo: no restringir el movimiento con yeso de escayola.

¿Por qué NO inmovilizar un esguince o torcedura de tobillo?

El esguince o torcedura de tobillo es un problema frecuente y que también se trata incorrectamente por la medicina convencional, ya que se inmoviliza con escayola en demasiadas ocasiones.
Primera fase

La primera fase del tratamiento dura desde el 1er hasta el 5to día después del esguince, y consiste en:

Control de la inflamación y limitación del dolor: la inflamación es un proceso completamente natural y necesario para que sean llamadas al foco de lesión las células que repararán los tejidos, pero la inflamación debe controlarse para prevenir una cicatrización descontrolada. La utilización del frío, los emplastos de arcilla roja y vinagre y la toma de árnica nos ayudan a controlar la inflamación.

Protección de lesiones adicionales con dosificación del reposo: las tensiones excesivas pueden lesionar nuevamente el tejido, pero el reposo absoluto genera una mala cicatrización de los tejidos al igual que en el exceso o descontrol de la inflamación. Lo más efectivo es proteger el tobillo con vendajes funcionales (los vendajes limitan los movimientos del pie que lo lesionaron y promueve aquellos libres de dolor que sí se pueden realizar con el pie, de modo que los procesos de reparación progresan con normalidad). En los esguinces grado 2 y 3 se recomienda la utilización de muletas para caminar.

Mantener la función de los tejidos no lesionados y la condición global corporal: se anima a la persona a que comience el apoyo sobre el pie apenas el dolor sea soportable, para estimular la circulación y mantener el funcionamiento de los tejidos que no están lesionados. Además, el resto del cuerpo no debe descuidarse: se puede realizar cualquier actividad siempre y cuando no generen dolor. No hay excusa, ¡el quedarse echado en la cama está contraindicado!

Segunda fase

La segunda fase del tratamiento dura desde el 5to hasta el 10mo día después del esguince, y consiste en:

Disminuir el dolor y la inflamación y promover la reparación tisular: ya en ésta fase se utiliza calor para aumentar el riego sanguíneo y el metabolismo y así acelerar los procesos de reparación de los tejidos. El calor también en ésta fase disminuye la inflamación y produce efectos analgésicos.

Prevenir lesiones adicionales pero incrementar la actividad progresivamente: se continúa con éste objetivo en ésta fase. El tejido que se ha formado en sustitución al tejido lesionado es débil, y las actividades agresivas puede volver a generar el esguince, así que deben evitarse, al igual que el reposo absoluto que pone rígidos los tejidos y promueve las malas cicatrizaciones.

Tercera fase

La tercera fase del tratamiento dura desde el 12vo hasta el 30vo día después del esguince, y consiste en:

Restablecer la configuración de los tejidos: la evolución de la reparación de los tejidos puede progresar hasta volverse duro y rígido a pesar del movimiento que se le ha dado en las etapas anteriores del tratamiento, por lo que aumenta la probabilidad de un nuevo esguince. Con el masaje de Cyriax se devuelve la elaticidad a los tejidos duros.

Restablecer las amplitudes normales de movimiento, la potencia muscular, control neuromuscular, resistencia muscular, propiocepción, agilidad y coordinación progresivamente: la aplicación de ejercicios de fuerza y propiocepción además de los estiramientos en éste caso son importantes. El aumento de la actividad nos permitirá recuperar la fuerza y la estabilidad del pie, y los estiramientos le aportarán la flexibilidad perdida por la limitación del movimiento en la fase anterior. Importante los ejercicios propioceptivos, que reentrenarán al cerebro para mayor estabilidad.

Artículo anterior

Tipos de tratamiento para el cáncer de páncreas avanzado

Artículo siguiente

MARÍA FERNANDA FLORES BAGNATO

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.