Clínica MédicaEspecialidades

Remedios caseros para la garganta seca

La garganta seca es un problema molesto pero leve con remedios caseros diversos pero puede estar asociado a dolencias más graves distíngalas bien.
 

Qué es la garganta seca
 
La garganta seca como su nombre indica es una sensación de sequedad en la misma que a veces produce un hormigueo y deseo de toser. Otro síntoma es que al hablar parece como si las cuerdas vocales se pegaran entre sí y nos dificultan la vocalización.
 
Pero quizás la sintomatología más común es la de incómoda picazón que incita al carraspeo, pero que no se alivia hasta beber un poco de agua, pero vuelve al poco rato.
 
Qué causa la garganta seca
 
La garganta seca puede ser causada por cuestiones aisladas que se pueden tratar con remedios naturales y caseros. Pero en otros casos se acompaña de otros síntomas en cuyo caso son parte de la sintomatología de alguna enfermedad y el tratamiento aislado es absurdo si no se descubre y trata susodicha enfermedad.
 
Diferenciémoslos:
 
Causas aisladas de la garganta seca: Respirar por la boca, beber pocos líquidos, aire o ambientes secos o exceso de aire acondicionado (que también reseca el ambiente), efecto secundario de los antihistamínicos, toser mucho, carraspear en exceso, polución, dormir con la boca abierta, hablar mucho o muy alto.
Enfermedades con sintomatología de garganta seca: Alergias, faringitis bacteriana, mononucleosis infecciosa, tabaquismo, consumo de marihuana y en pocos casos de cáncer de garganta también se presenta garganta seca.
 
Remedios naturales y caseros para la sequedad de garganta
 
Estos son algunos remedios caseros y naturales de uso popular para la garganta reseca:
 
Tomar muchos líquidos.
 
Beber agua y tomar detrás una cucharada de miel cada vez que note sequedad.
 
Tomar infusiones de té de limón.
 
Gárgaras de agua tibia con sal en una medida de una cuchara de café por taza, repetir de 4 a 5 veces al día.
 
Chupar caramelos o pastillas para la garganta, ayuda a la hidratación y alivio de la sequedad ya que estimula la secreción de saliva.
 
Con un vaporizador o humidificador de vapor frío humedecer el ambiente si está muy seco, una estancia o lugar en el que pase mucho tiempo. Esto evitará que se le seque la garganta tanto.
Tomar un vaso de leche muy caliente al que se le haya añadido y mezclado una cucharada de mantequilla y otra de miel, beberlo poco a poco.
 
Hervir un litro de agua con una cebolla troceada con un poco de azúcar, remover bastante hasta que todo quede bien mezclado. Luego quitar la cebolla, el sabor no es desagradable pero puede añadirle limón para mejorarlo. Tomar el litro de agua durante el día.
 
Nuestros consejos
 
Como hemos comentado la garganta reseca puede ser un problema aislado por causas molestas pero benignas. Pero en otros casos puede ser síntoma de enfermedades, algunas leves y otras graves por lo que no deje de recurrir a su médico si el problema persiste.

Artículo anterior

Bella desde la cabeza hasta los pies

Artículo siguiente

DIEZ CONSEJOS QUE TE AYUDARÁN CON LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.