EspecialidadesGeriatría

Las 5 cosas que nunca deberías cambiar de ti mismo después de haber cumplido los 40

La mejor edad de tu vida está a la vuelta de la esquina. La curiosidad, la pasión y saber cuidarse nunca terminan por más que pasen los años
 

A medida que te vas haciendo mayor, los años pesan, suman y te condicionan a realizar cierto tipo de actividades acordes con tu edad. Para qué lo vamos a negar: los 40 son una edad complicada. Al margen de no sentirte tan enérgico físicamente como antes, debes ir pensando en cosas como la jubilación futura y, en caso de haberte casado, evitar que la relación con tu esposa o esposo se enfríe, ya que una de las crisis más comunes en esta franja de edad es la matrimonial, la cual suele conllevar a una separación más o menos amistosa llamada divorcio.

Cada época en la vida tiene sus pros y sus contras. A riesgo de caer en el siempre problemático mito de Peter Pan y no querer crecer, poco a poco deberías ir planteándote ciertas metas que cumplir para no quedarte estancado.

No abandones tus sueños

No importa la edad que tengas, nunca debes de dejar atrás tus aspiraciones. Ten en cuenta que personajes de éxito que destacaron en sus propósitos y aficiones, como por ejemplo el dibujante Stan Lee (quien no creó el universo Marvel hasta la cuarentena), nunca se rindieron ni echaron por tierra cada uno de sus sueños. Aunque ya te sientes mayor y buscas más tranquilidad, los pájaros en la cabeza que revolotean no dejarán de hacerlo por más que los intentes calmar. Cede a lo que te apasiona, lucha por aquello que llevas tiempo buscando y no dejes de creer: el éxito de tu propósito está a solo un paso.

Querer tener hijos

Según el Centro para el Control de Enfermedades estadounidense, casi 12.000 mujeres mayores de 40 años dieron a luz en Estados Unidos durante todo 2017. Si siempre soñaste con tener uno o varios hijos, este es el momento. Posiblemente y si has tenido suerte hasta ahora, dispongas de un buen colchón económico. En caso contrario, no te desesperes y sigue adelante, la vida puede cambiar en cualquier momento. Si no te has casado todavía, tampoco hace falta que el retoño se críe en un hogar donde hay un papá y una mamá, puedes adoptar. Desgraciadamente, o por fortuna si es tu caso, hay mutitud de niños huérfanos que solo están buscando a un padre que les quiera.

No dejes de reírte ni de jugar

Claramente el rasgo que arrastras desde la infancia y uno de los más importantes cuando se trata de llevar una vida repleta de bienestar. Jugar es importante por muchas razones: nos mantiene jóvenes, hacemos ejercicio físico, mantiene nuestro cerebro a punto, nos ayuda a permanecer conectados, nos brinda más oportunidades para reírnos y nos ofrece algo que esperar

El amor por tu cuerpo
Ahora que ya has cumplido 40, tu físico está destinado a sufrir cambios. Pero eso no significa que tu amor por él también lo haga. De hecho, hay docenas de razones para apreciar aún más tu cuerpo. Recuerda que no solo debes cuidar la mente: ambos son una cara de la misma moneda, y para que uno esté bien el otro debe funcionar a pleno rendimiento. En lugar de preocuparte por la calvicie o por las canas, cambia el enfoque. Si estás sano y hasta ahora no has tenido problemas graves de salud, hay mucho que celebrar. Mantén tu rutina de ejercicios y no dejes que la pereza gane la partida. Entrena, desafía tu físico, ponlo a prueba.

Artículo anterior

Los trucos para evitar el dolor de garganta cuando hace frío

Artículo siguiente

¿Quieres entrenar en invierno y eres asmático? Sigue estas recomendaciones

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.