EspecialidadesPediatría

Hemorragias nasales en los niños: ¿Cómo manejarlas?

Hay muchos “consejos” que no siempre ayudan a detener el sangrado de nariz, pero hay una sola solución fácil y efectiva
 

Las hemorragias nasales en los niños son comunes, pero también pueden ser atemorizantes por lo impresionante que resulta ver la sangre brotar por la nariz. Sin embargo, por lo general, no conllevan ningún peligro y pueden ser fácilmente detenidas.

Lo más importante es mantener la calma y seguir unas simples recomendaciones. Lo normal es que la hemorragia pase en muy poco tiempo. Solo en algunos casos no muy frecuentes es necesario buscar ayuda médica.

Te invitamos a conocer un poco más sobre las hemorragias nasales en los niños para que puedas actuar oportunamente cuando se presenten.

La causa más común de las hemorragias nasales en los niños es la rotura de uno de los pequeños vasos sanguíneos de la nariz, provocando la salida de sangre conocida como ‘epistaxis’. Las razones de estas roturas pueden ser varias:

Hurgarse la nariz.
Un resfriado o una alergia.
El ambiente seco.
Medicamentos antialérgicos.
Una herida previa o un golpe.
Cuando las hemorragias nasales en los niños ocurren con mucha frecuencia, puede ser que los capilares del interior de la nariz estén irritados o no hayan cicatrizado bien de una rotura anterior. En esos casos, un doctor puede buscar una solución más duradera.

También es recomendable buscar ayuda médica si la hemorragia es producto de algún golpe externo en la nariz o en la cabeza. En casos poco comunes, puede haber un problema de coagulación de sangre que también debe ser tratado por un especialista.

Artículo anterior

Las enfermedades autoinmunes más frecuentes

Artículo siguiente

Cómo restaurar las puntas abiertas sin cortarlas

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.