Clínica MédicaEspecialidades

Eribulina: qué es y cómo actúa

La eribulina es utilizada para tratar el cáncer de mama en su fase más avanzada
 

Hoy descubriremos cómo se suministra y qué debemos tener en cuenta si nos sometemos a este tratamiento.

La eribulina es un fármaco que se utiliza para tratar el cáncer de mama, uno de los tipos de cáncer en los que más se ha avanzado hasta el momento. En la actualidad, la manera de suministrar este tipo de medicamento es por medio de la vía intravenosa.

Sin embargo, la eribulina tiene un nombre mucho más comercial por el que seguro muchas personas lo conocen: Halaven. Pero, tan solo se suministra cuando una persona tiene un cáncer de mama que está en un estado avanzado, específicamente, cuando ha dado lugar a metástasis.

Cuando hablamos de que un cáncer está en estado de metástasis es que ha empezado a diseminarse por otras partes del cuerpo afectando a otros órganos. Por ejemplo, aunque el cáncer se haya originado en la mama puede afectar al hígado, al páncreas o al cerebro.

Cómo actúa la eribulina

Las células cancerosas, como el resto de células, se dividen. Sin embargo, presentan la peculiaridad de la inmortalidad, es decir, siempre y cuando dispongan de recursos nutricionales para poder dividirse, lo harán. Al contrario que el resto de células del organismo, que tras una determinada cantidad de divisiones mueren.

Para detener este proceso, y cuando la quimioterapia convencional es eficaz, la eribulina es la mejor opción. Este fármaco inhibe el alargamiento de los microtúbulos, estructuras esenciales para una correcta división celular. La cantidad o dosis adecuadas dependerán de la gravedad de la metástasis y de lo que considere oportuno el médico.

Cuando se le inyecta a una persona la eribulina, debe permanecer con la vía unos 3 o 5 minutos. De esta manera, se le permite al cuerpo recibir la dosis adecuada para que el fármaco empiece a actuar.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Mientras estemos sometiéndonos a un tratamiento de eribulina debemos tener en cuenta algunas precauciones para evitar algunas consecuencias negativas del tratamiento:

Beber mucha agua, ya que mantenerse hidratado es fundamental.
Evitar estar en contacto con personas enfermas, pues nuestro sistema inmunitario está debilitado y cualquier contacto con una persona enferma nos hace susceptibles de contagiarnos.
No amamantar si se está embarazada, pues la eribulina podría pasar al bebé.
Evitar la concepción mientras se recibe el fármaco por el mismo motivo que el anterior.
Utilizar cepillos de cerdas suaves para evitar las llagas en la boca.
Alimentarse de manera saludable y mantenerse activo caminando un poco cada día para sentirse mejor.
¿Conocías la eribulina? Este fármaco es un gran aliado en los procesos de cáncer con metástasis permitiendo que las personas tengan esperanza.

Artículo anterior

Trastorno de ansiedad por separación

Artículo siguiente

5 tratamientos con sábila para curar el acné

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.