Clínica MédicaEspecialidades

Consejos que te ayudan a aliviar las hemorroides

Sufrir hemorroides puede ser un auténtico dolor de cabeza
 

Para quienes las padecen, actividades tan normales como sentarse, andar o ir al baño resulta incómodo y doloroso. Por eso, aliviar las hemorroides es una necesidad imperante cuando estas aparecen.

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, son pequeñas venas que se encuentran en el ano y son parte normal de nuestra anatomía. Su función es proteger la piel anal del paso de las heces. La complicación ocurre cuando estas venas se inflaman en el ano o en la parte interna del recto.

Sin embargo, aliviar las hemorroides puede ser muy sencillo, rápido y poco costoso, siguiendo algunos consejos.

¿Qué causa las hemorroides?
Las hemorroides son un problema muy común. Más del 50% de los adultos las padecen y nada más en Estados Unidos se gastan 770 millones de dólares al año en tratarlas, sin incluir medicamentos sin prescripción, según cálculos de las compañías de seguros.

Así, podemos diferenciar dos tipos. Cuando son internas, es decir se hinchan dentro ano y el recto, no suelen doler, aunque pueden sangrar y causar picazón. Cuando son externas, sobresalen fuera del ano y son más problemáticas, pues pican, duelen y molestan con el contacto de la ropa o la presión al sentarse.

No se sabe a ciencia cierta porqué se producen las hemorroides, sin embargo, si hay algunos factores que las desencadenan.

El estreñimiento y el esfuerzo que se hace al defecar, origina la inflamación de las venas del recto y el ano. También la diarrea puede provocar la aparición de hemorroides.
Sentarse por largos periodos, puede favorecer la aparición de las hemorroides. Esto pasa especialmente al estar más tiempo del necesario sentado en el inodoro.
El embarazo. La extensión del útero causa presión en las venas y puede provocar hemorroides.
La obesidad ejerce más presión sobre el ano y puede ser un factor de riesgo para las hemorroides.
El sexo anal puede favorecer las hemorroides debido al roce y la presión

El agua tibia calma el dolor y ayuda a reducir la inflamación. El doctor Donald Tsynman, del Manhattan Medical Center, recomienda llenar la bañera con agua tibia hasta unos 15 cm y sentarse por periodos de 15 minutos 3 veces al día. Los síntomas se aliviaran al momento y la hemorroides se desinflamarán en pocos días.

Si no tienes bañera puedes usar un recipiente para baños de asiento para aliviar las hemorroides.

Sales de Epsom

Hay dos formas de usar las sales de Epsom para aliviar las hemorroides. Una es en baños de agua tibia y otra es aplicándolas directamente con una pasta.

Para usarla en la bañera se agregan dos tazas al llenarla de agua hasta unos 15 cm de altura y media taza si se hace en un recipiente especial para baños de asiento. Al igual que sin las sales, se recomienda hacer durante 15 minutos 3 veces al día.

Para aplicarla directamente en forma de pasta necesitas:

Glicerina
Sales de Espson
Una gasa suave
Cómo aplicar

Mezcla dos cucharadas de glicerina y dos cucharadas de sales de Epson hasta formar una pasta.
Pon la pasta sobre la gasa y colócala en el ano por 15 minutos.
Luego retira la gasa y limpia suavemente con otra gasa húmeda.
Se puede repetir cada 6 horas hasta que las hemorroides se desinflamen.
Bolsas de hielo
El frío ayuda a rebajar la inflamación, por eso se recomienda aplicar bolsas de hielo. Si no tienes una bolsa de hielo especial para tratamientos, puedes poner hielo en una bolsa plástica y envolverla en con una tela fina. Nunca apliques el hielo directamente en la piel.

El gel de sábila o Aloe vera es muy recomendado para casi todos los tratamientos de piel y para las hemorroides. El Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integral aconseja su uso para ayudar a desinflamar las venas hemorroidales.

Puedes conseguir el gel en las tiendas naturistas o en farmacias. Para extraerlo directamente de la planta, corta una hoja de sábila a lo largo, ábrela y con una cuchara saca el gel transparente. Se puede aplicar directamente sobre el ano en cantidades pequeñas. El resto de la sábila extraída de la hoja se puede guardar en la nevera.

Si nunca has usado sábila antes, prueba primero aplicando un poco en la piel de otra parte del cuerpo para saber si produce alergia. Déjala por 24 horas para ver si causa irritación.

Artículo anterior

5 hábitos saludables para aliviar las varices

Artículo siguiente

Embarazo psicológico: ¿qué es?

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.