Alergia e InmunologíaEspecialidades

ALERGIAS DE VERANO: CONSEJOS PARA PREVENIR REACCIONES COMUNES DE LA ÉPOCA

Las picaduras de insectos, la temperatura del agua, la exposición al sol o la ingesta de determinados alimentos pueden desencadenar reacciones alérgicas severas en época estival
 

Llega el verano y nuestro cuerpo está más expuesto a factores ambientales externos, gracias a los días lindos y de sol. Pero también es una época complicada si uno padece ciertas alergias que cobran relevancia en tiempo estival.

Las picaduras de insectos, la temperatura del agua, la exposición al sol o la ingesta de determinados alimentos pueden desencadenar reacciones alérgicas severas.

En epoca veraniega, los cuadros más frecuentes de alergia son por las picaduras de insectos, por la exposición al sol (reacciones en la piel), por la acción de ciertos alimentos (alergia alimentaria) y por contacto con el polen, los ácaros y otros agentes sensibilizantes como puede ser el cloro

Reacciones por tomar sol

Las reacciones en piel generadas por el sol se producen habitualmente por el no uso de protector solar, o por la exposición entre las 11 y las 16. Así, aparecen cuadros de urticaria por vasodilatación y eccemas que suelen empeorar si hay exceso de transpiración

Algunas personas con alergias cutáneas de base suelen empeorar si sufren quemaduras solares pero también existen las fotoalergias o las fito-fotoalergias que son reacciones alérgicas que se desencadenan después de una exposición solar las cuales muchas veces requieren la colaboración, la ayuda de algún tipo de savia. Es muy común que luego del contacto con la savia de la ruda, si la persona se expone a la luz solar, esto le produzca una dermatitis con ampollas que se parece mucho a una quemadura. Ésta es una situación frecuente y no es la ruda la única que puede desencadenarla, por eso merece una llamada de atención para los médicos y los padres

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias se producen cuando el sistema inmune responde a un determinado alimento en una persona previamente sensibilizada. Los casos aumentan a consecuencias de descuidos: Es muy importante leer detenidamente los ingredientes de los alimentos que se ingieren, especialmente leche, frutos secos (almendras, maní, avellanas) en helados y frutas como melón y kiwi en los postres, sobre todo en personas alérgicas al látex. También hay que prestar atención a la presencia de mariscos o pescados en pastas o ensaladas

Picadura de insectos

Las reacciones alérgicas a picaduras de insectos son habituales en verano y ésta reacción puede ser de distintos tipos. Las más comunes son las llamadas reacciones locales exageradas que son ronchas más grandes, dolorosas y duraderas que se ven sobre todo cuando niños pequeños con alergia de base son picados por mosquitos y en algunos casos son motivo de preocupación si las picaduras son muchas, o si son en la cara, en los párpados o en las orejas.

La severidad puede variar dependiendo de la zona donde el insecto pica, las más peligrosas son en las partes del cuerpo muy vascularizadas como, por ejemplo, la cabeza, los dedos, los labios o los genitales.

Los insectos responsables de producir reacciones alérgicas más severas por picaduras: las abejas, avispas y hormigas coloradas, que integran el grupo de los himenópteros. En ciertas ocasiones pueden generar también una reacción alérgica generalizada, severa y potencialmente fatal conocida como anafilaxia. Si eso ocurre se involucran distintos órganos, aparecen ronchas en todo el cuerpo, se hincha la cara, se presenta el edema de glotis y hay nauseas, vómitos, convulsiones, falta de aire, e inclusive shock con presión arterial baja y pérdida de conciencia. Estos cuadros, por supuesto, representan una emergencia médica.

Temperatura del agua

Durante el verano hay más aparición de casos de urticaria y en particular de algunas, urticarias físicas que son reacciones alérgicas que se desencadenan frente a un estímulo físico como, por ejemplo, el calor, el frío o la presión.

La urticaria por frío en particular es mucho más severa durante los meses de verano y se manifiesta generalmente con una reacción urticariana, a veces, incluso con pérdida de conocimiento en pacientes que se han expuesto al agua fría en un día de calor

Acción del polen, los ácaros y otros alérgenos

En tanto que por acción del polen, los ácaros y otros alérgenos pueden desarrollarse rinoconjuntivitis alérgica y asma. Los síntomas posibles a la congestión nasal con estornudos frecuentes y abundante mucosidad acuosa (rinorrea), lagrimeo y picazón de ojos. Además, se puede desencadenar una crisis de asma con presencia de falta de aire, opresión y silbidos en el pecho.

Consejos para evitar la picadura de insectos

-Permanecer alejado del hábitat de los insectos incluyendo panales y hormigueros.

-Evitar las vestimentas con colores vivos y los perfumes intensos porque esto atrae a los insectos al confundirse con flores.

-Mantener los alimentos cubiertos hasta consumirlos ya que el olor de la comida atrae a los insectos.

-Moverse despacio el estar cerca de insectos voladores.

-No intentar espantarlo.

-No caminar con pies descalzos ni apoyar el torso desnudo sobre el pasto.

-Utilizar repelente.

Recomendaciones para evitar la alergia desencadenada por el polen

-Disminuir las actividades al aire libre durante la mañana debido a que hay una mayor presencia en el aire.

-Mantener las puertas y ventanas cerradas en las horas de máxima polinización.

-Cerrar las ventanillas del auto.

-Utilizar equipos de aire acondicionado con filtros para polen.

-Evitar cortar el césped o acostarse sobre él.

-No secar la ropa al exterior porque los granos pueden quedar atrapados.

-Usar anteojos de sol para disminuir el impacto de los granos en las conjuntivas de los ojos.

Artículo anterior

SEGURIDAD Y AUTOESTIMA: CÓMO POTENCIARLAS

Artículo siguiente

¿QUÉ ES LA HIPERTROFIA MUSCULAR Y CÓMO SE ENTRENA?

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.