EspecialidadesOftalmologíaRostro y Cuello

9 claves para maquillarse cuidando la salud ocular

El mal uso de los productos que prometen embellecer las miradas supone distintos riesgos para los ojos. Las recomendaciones de una especialista para un maquillaje seguro
 
Para estar elegante y a la moda el maquillaje es uno de los primeros recursos al que acuden las mujeres. Siendo un acto muy común, muy naturalizado desde pequeñas, que forma parte de la rutina cotidiana es también una práctica que supone un riesgo para los ojos si no se toman los recaudos necesarios. De acuerdo a investigaciones, tres de cada cuatro mujeres tuvieron alguna vez un problema ocular, como dermatitis, laceraciones corneales, sensación de cuerpo extraño y alergias, entre otros debido al mal uso del maquillaje.
 
“Resulta fundamental tener en cuenta que cuando los cosméticos se colocan muy cerca del ojo pueden migrar hacia la superficie ocular, ya sea por un mecanismo directo, por un mecanismo de succión, debido a la tensión superficial de la lágrima, o sencillamente por el parpadeo o frote de los párpados, provocando molestias oculares y/o alterando la composición de las lágrimas disminuyendo o anulando su función protectora de la superficie del ojo amenazando así la salud ocular”, señaló la médica oftalmóloga Moon Young Sin (MN 109036).
 
Ante las innumerables posibilidades estéticas que se ofrecen para la belleza de pestañas también hay riesgos. La doctora explicó que, por ejemplo, en los casos de la permanente de pestañas y en las pestañas postizas se utilizan productos muy corrosivos, como pegamentos y disolventes, que de entrar en contacto con los ojos producen erosiones importantes. Otro producto de cuidado son los líquidos que hacen crecer las pestañas, aumentan su longitud, grosor y color, que como efectos secundarios pueden producir ojo rojo, ardor y pigmentación del iris y/o piel periocular.
 
“Quienes sean usuarias de lentes de contacto tendrán un riesgo aumentado al usar maquillaje. Es que el mismo puede entrar y colocarse entre la lente y la córnea produciendo erosiones de la misma con posibilidad de una infección”, dijo la especialista en oculoplástica y vías lagrimales, que además añadió que algunas máscaras de pestañas que contienen fibras finas de nylon -con el propósito de darle mayor longitud y volumen a las mismas- que pueden depositarse en la superficie ocular provocando irritación y molestias.
 
Los cosméticos pueden cultivar gérmenes, más de los que contienen agua. Uno de los más temibles es la Pseudomona Aeruginosa, un germen muy virulento y nocivo para el ojo. “Entonces los conservantes son mandatorios en los maquillajes que sean líquidos. Los más utlizados, por su eficacia y seguridad, son los esteres de parabeno (metilparabeno, propil-, etil- etc) y clorhidrato de benzalconio”, puntualiza la experta.
 
La médica de planta del Hospital Italiano de Buenos Aires indicó que las personas que tienen tendencia a padecer alergias deben elegir productos hipoalergénicos y evitar componentes con metales pesados como aluminio, cobre y zinc. Junto a ello elaboró una lista con una serie de hábitos convenientes para mantener un equilibrio entre la belleza y la salud ocular.
 
Revisar la caducidad de los cosméticos: los productos de belleza tienen fecha de vencimiento y pueden cultivar gérmenes. Se recomienda cambiar el delineador y máscara de pestañas cada tres meses, y también lavar las brochas y cambiarlas cada seis meses.
 
Tener cuidado con las temperaturas extremas: evitar el exceso de calor (mayor a 29°C) o frío, eso puede alterar su fórmula y la efectividad de los conservantes que contienen.
 
No humedecer los productos: si el maquillaje se secó, no se debe utilizar agua y mucho menos saliva para humedecer.
 
No compartir: como es muy común prestar e intercambiar las sombras, los pinceles, el rímel o el delineador, entre amigas y familiares se pueden contagiar conjuntivitis.
 
Maquillarse por fuera de la línea de las pestañas: si se aplican por dentro de la línea de las pestañas, se estará más expuestos a molestias, enrojecimiento, conjuntivitis tóxica e intolerancia a las lentes de contacto.
 
Ante una infección en los ojos, no maquillarse: además, deshacerse de todos los productos que se estaba usando cuando comenzó la infección.
 
Desmaquillarse con cuidado: procurar de que el desmaquillante no entre al ojo, ya que puede disolver la película lagrimal.
 
Evitar maquillarse en movimiento: el ojo puede lesionarse por la introducción accidental de algún instrumento de maquillaje.
 
Lavarse las manos antes de maquillarse: debido a que las manos pueden ser medios de transporte de gérmenes.

Artículo anterior

REIKI PARA BEBES Y NIÑOS

Artículo siguiente

Qué problemas de salud pueden impedir subirse a un avión

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *