EspecialidadesObstetricia

5 síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos puede manifestar síntomas bastante molestos y que pueden afectar a la autoestima de la mujer
 

El síndrome de ovarios poliquísticos lo padecen muchas mujeres y es producto de un desequilibrio hormonal. El problema más serio es que se pueden formar quistes. Por eso, identificar los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos es esencial.

Aunque muchos de estos quistes no lleguen nunca a crecer, en algunas mujeres esto sí sucede. En el caso de que se desarrollen pueden causar dolores y, si explota un quiste, la situación puede complicarse. Aunque no te preocupes, estos tienen solución.

Debido a todo esto, resulta imprescindible identificar cuanto antes los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos para iniciar un seguimiento y tratamiento adecuados. Por lo general, suelen recetarse anticonceptivos ya que previenen la formación de quistes, al evitar que el ovario libere óvulos.

1. Presencia de acné
Uno de los síntomas de síndrome del ovarios poliquísticos es la presencia de acné incluso después de la adolescencia. Si bien puede presentarse con mayor o menor intensidad, lo cierto es que el acné indica que algo no va bien en el organismo y que, por lo tanto, se refleja en la epidermis.

La piel grasa puede entenderse como una característica de nuestra piel y que debido a esta condición surgen granos sin poder evitarlo. Si ya pasamos de la adolescencia, ir al médico podría confirmarnos que esto es más que acné. Así evitaremos problemas mayores.

2. Vello en el rostro y otras partes del cuerpo

Uno de los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos es la aparición de vello en abundancia en zonas donde normalmente no debería aparecer. Por ejemplo, el pecho, el rostro o el cuello. Una vez más, para confirmar nuestras sospechas, lo mejor será acudir al médico antes de tomar cualquier acción.

En vista de que el vello en estas zonas afecta la autoestima, muchas mujeres se precipitan a retirarlo de una forma u otra, sin saber que pueden estar agravando el problema. Por ello, lo mejor que se puede hacer es observar y tomar nota para luego dar detalles al médico, una vez en consulta.

Es bueno saber bien dónde el vello es más grueso en una zona u otra, el color, el sitio donde aparece, y todos los detalles afines.

3. Periodos irregulares

Si sufres de síndrome de ovarios poliquísticos, uno de los problemas a los que tienes que prestar atención es a la menstruación irregular. Esto no quiere decir que se atrase o adelante unos días la menstruación. Estamos hablando de circunstancias en los que puede pasar un mes en el que no tengas sangrado, otro en los que estés dos semanas menstruando y así.

Si tus periodos son irregulares y desconoces el por qué, debes acudir al médico cuanto antes para que te realicen una evaluación física y te ayuden a manejar la situación. Con un buen tratamiento podrás regular tu organismo y sentirte mejor.

4. Manchas en el rostro

Otro de los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos son las manchas en la piel. Al igual que con el acné, es necesario cuidarse y mantener un control dermatológico adecuado para atenuar las marcas, poco a poco, hasta conseguir erradicarlas.

Manchas en la piel a causa de los síntomas de síndrome de ovario poliquístico
Las manchas que suelen salir en el rostro son como parches marrones que muchas personas considerarían marcas del sol por no ponerse protección solar. Sin embargo, si nos cuidamos la piel y no hay motivo para sospechar de esto, acudir al médico será una muy buena opción para descartar que estas manchas aparezcan como síntoma del síndrome de ovarios poliquísticos.

5. Problemas con el peso

El último de los síntomas de síndrome de ovarios poliquísticos es el aumento de peso. Aunque a muchas mujeres no les sucede esto, es un síntomas habitual en un porcentaje significativo de ellas. Si no tienen ningún otro problema como la tiroides y engordan sin motivo aparente, además de tener alguno de los síntomas anteriormente descritos, está claro. Es muy posible que estemos ante un caso de ovarios poliquísticos.

¿Alguna vez has tenido que enfrentarte con alguno de los problemas anteriormente señalados? No des nada por supuesto. Sobre todo si tu menstruación es irregular. En ocasiones, puede que los síntomas mencionados (que son los más comunes) se acompañen de otros como pérdida de cabello, manchas en axilas y nuca, colesterol o presión alta.

Si sospechas o tienes dudas acerca de si estas señales pueden ser (o no) síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos no esperes y acude al médico. De no hacerlo, podría formarse un quiste en tu ovario con intenciones de desarrollarse y crecer. Recuerda que siempre es bueno atajar los problemas a tiempo para poder darles una solución eficaz.

Artículo anterior

7 cuidados básicos para la higiene de los ojos

Artículo siguiente

Los chakras, puntos energéticos que debes activar

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *