EspecialidadesSexualidad

5 preguntas sexuales que temías hacer

Todos tenemos dudas que, en la mayoría de los ámbitos, basta con preguntar
 

No obstante, en lo relativo al sexo siempre surgen vergüenzas o tabús. Por eso, hacer determinadas preguntas sexuales se convierte en algo realmente difícil.

Por esta razón, en este artículo, te presentamos 4 preguntas sexuales que temías hacer. No te preocupes, incluímos también la respuesta.

Preguntas sexuales que temías hacer

Pregunta 1: ¿Por qué es tan difícil para la mujer alcanzar el orgasmo solo con penetración?
Seguro que te has hecho esta pregunta, y es normal. De hecho, le sucede a la mayoría de las mujeres. En efecto, más del 65 % de las féminas necesitan de la estimulación directa del clítoris para llegar al orgasmo.

Además, por otra parte, en el orgasmo femenino el cerebro juega un papel fundamental. En efecto, precisamente en el clítoris existen más de 8.000 terminaciones nerviosas, y su excitación produce un bombardeo de sensaciones en el cerebro capaces de llevar al orgasmo.

En este sentido, no solo es importante la estimulación del clítoris, sino también un estado mental relajado y sin estrés para poder llegar al orgasmo.

Pregunta 2: ¿La vagina se ensancha si una mujer tiene muchas relaciones sexuales?
Mujer con las manos en la zona íntima
Las relaciones sexuales fortalecen los músculos del suelo pélvico, favoreciendo las contracciones y dilataciones de la pared vaginal.
Uno de los mitos sexuales más extendidos es que la vagina de la mujer se ensancha si mantiene muchas relaciones sexuales. Por eso, es una de las preguntas sexuales más comunes. No obstante, este mito se trata de una forma de censurar a las mujeres que viven libremente su libertad sexual.

La respuesta es no. La vagina es perfectamente capaz de adaptarse al tamaño del pene. De este modo, puede ensancharse o contraerse, debido a que las paredes de la vagina son muy elásticas y capaces de adaptarse a diferentes tamaños. Imaginemos, por ejemplo, cómo es capaz de dilatar durante el trabajo del parto.

Por esta razón, no es verdad que la vagina se ensanche si una mujer tiene muchas relaciones sexuales. Tampoco la edad juega ningún papel a este respecto. De hecho, las relaciones sexuales mejoran la elasticidad de las paredes de la vagina. Además, los orgasmos fortalecen y ejercitan los músculos del suelo pélvico.

Pregunta 3: ¿El coitus interruptus (“marcha atrás”) es un método anticonceptivo seguro?
El coitus interruptus, popularmente conocido como “marcha atrás”, es un método anticonceptivo que se basa en que el varón retire el pene de la vagina y eyacule fuera de ella.

Una de las preguntas sexuales más comunes es si este tipo de método anticonceptivo es efectivo. Pues bien, lo cierto es que tiene una efectividad de sólo el 72 % para prevenir embarazos no deseados. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, la retirada no se hace a tiempo, junto con la presencia de espermatozoides en el líquido preseminal.

No obstante, lo más importante es tener en cuenta que el coitus interruptus no proporciona ningún tipo de protección frente a las enfermedades de transmisión sexual. En efecto, se trata de un contacto directo y, por tanto, la exposición a estas enfermedades es plena.

Pregunta 4: ¿Cuánto debe durar una relación sexual?

La duración de las relaciones dependerá de cada pareja y la situación.
Una relación sexual satisfactoria dura de 7 a 13 minutos. Así parecen indicar los estudios al respecto. De este modo, la idea de un coito que dura horas es sólo una idealización social que, además, crea expectativas que pueden llevar al individuo a la insatisfacción, el estrés y la ansiedad.

De hecho, según un estudio, una relación sexual es deseable si dura de 7 a 13 minutos, muy corta si dura menos de 2 minutos y “demasiado larga” si abarca de 10 a 30 minutos. En cualquier caso, una relación sexual debe durar lo que la pareja desee y guste más. Deben sentirse ambos satisfechos y disfrutar del sexo dure lo que dure.

Pregunta 5: ¿El pene se puede romper?

¿Existe realmente la fractura de pene? Técnicamente no, porque el pene es un órgano que no tiene huesos. No obstante, lo que sí se puede producir (normalmente conocido como “fractura de pene”) es la ruptura de la túnica albugínea, que envuelve sus cuerpos cavernosos.

En efecto, este tipo de traumatismo se puede dar en un pene erecto. Así, un trauma sobre un pene en erección puede provocar la rotura del revestimiento de sus cuerpos cavernosos al doblarse repentinamente cuando aún esta erecto, por ejemplo.

Se trata de una fractura realmente dolorosa, e incluso puede incluir un sonido parecido a la rotura de un hueso o un hematoma en la zona.

Por otra parte, debemos indicar que una fractura de pene debe ser tratada con urgencia por el médico que, de hecho, puede proceder a la cirugía. Por el contrario, si no se trata, puede derivar en la deformación del miembro o en algún tipo de disfunción sexual (incapacidad para la erección).

Seguro que tienes muchas otras preguntas, ¿verdad? Quizás sea hora de liberarnos de los tabús y conocer aún más sobre este aspecto tan importante de nuestras vidas.

Artículo anterior

CÓMO EVITAR LOS CALAMBRES MÚSCULARES

Artículo siguiente

La ansiedad social: 5 maneras de sobrellevarla

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.