En FormaFitness

MÁS ALLÁ DEL PESO: 5 SEÑALES DE TU CUERPO QUE INDICAN QUE NECESITÁS HACER EJERCICIO

La poca actividad física se manifiesta de diferentes maneras. La opinión de los especialistas
 

La inactividad trae aparejada una serie de posibles desencadenantes para el organismo, varios de los que en principio no se suelen relacionar directamente como producto de la poca ejercitación. El cuerpo habla, cuenta, expresa en silencio diferentes necesidades del individuo. Y entre ellas, por ejemplo, advierte la falta de práctica de actividad física exponiendo determinados síntomas.

Hay señales que son visibles, como la obesidad o la falta de masa muscular. Hilvanando más fino, la descoordinación en el desplazamiento o la torpeza en movimientos. Por otra parte, están las detectables a través de estudios clínicos, por ejemplo la osteopenia u osteoporosis, la hipertensión arterial o el colesterol alto

Pero también pueden aparecer otros síntomas por el mal manejo de la energía que proviene a través de los alimentos. El insomnio, la falta de apetito y la depresión son manifestaciones por la poca movilización de esa energía que forma nuestro cuerpo

En linea con ello, el experto en acondicionamiento físico Brandon Mentore comentó una serie de signos que exigen al sujeto la necesidad de ponerse en movimiento.

1. Sistema inmunológico débil: enfermarse con mayor frecuencia de lo normal es una de las primeras señales. Y un aliado para evitar esto es el ejercicio regular. De acuerdo a un análisis de la Universidad de Harvard, esta modalidad de entrenamiento favorece a un sistema inmunológico saludable. Promueve la buena circulación, lo que permite que las células y las sustancias del sistema inmune se muevan a través del cuerpo libremente y hagan su trabajo de manera eficiente

2. Depresión y falta de ánimo: El ejercicio aumenta la dopamina, las beta-endorfinas y el Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro (BDNF), mejorando su estado de ánimo, memoria y productividad. A colación, un reciente estudio reveló que tan solo una hora de ejercicio físico a la semana puede prevenir el desarrollo de la depresión en el futuro, independientemente del tipo y de la intensidad de la actividad.

3. Respiración forzada: otra de las manifestaciones más comunes es la falta de aliento ante movimientos que normalmente no lo provocaban, o que no demandan un esfuerzo mayúsculo, como subir las escaleras. Esto es una señal de un sistema cardiovascular desacondicionado

4. Insomnio: el ejercicio promueve un descanso reparador, ya que ayuda a regular el ritmo circadiano, que a su vez sintoniza y controla los ciclos de sueño. No obstante, los especialistas no recomiendan la práctica en horas próximas al momento de acostarse. La razón es que la actividad física produce la liberación de cortisol -que dificulta conciliar el sueño-, incrementa las pulsaciones y activar el sistema nervioso generando una excitación y un cansancio lógico, que se reflejan más tarde en la relajación.

5. Estreñimiento: la ejercitación estimula el funcionamiento intestinal, debido a que cuanto más se entrene, menos tiempo tardará la comida en atravesar el intestino grueso, lo que a su vez disminuye la cantidad de agua que el cuerpo absorbe de la materia fecal

Artículo anterior

GOLPE AL ATAQUE DE PÁNICO: LOGRAN CONTROLAR LA ANSIEDAD A LA LUZ

Artículo siguiente

LOS PELIGROS DEL BRONCEADO EXCESIVO: UN TEST DE REFERENCIA PARA RECONOCER UN ADICTO AL SOL

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.