En FormaYoga

6 posturas de yoga para tonificar glúteos y piernas

La clave de la tonificación muscular gracias al yoga está en la práctica constante, siempre prestando a tención a las señales que nos manda nuestro cuerpo para no lesionarnos
 

El yoga es una disciplina que busca mantener el equilibrio entre cuerpo y mente. El cuerpo se beneficiará con la práctica porque se fortalecerá mediante el ejercicio. Hay posturas de yoga para tonificar glúteos y piernas; verás los cambios luego de la práctica constante.

Las piernas tonificadas y fuertes permiten tener mayor estabilidad al caminar y estéticamente se ven bien. Tener unas piernas tonificadas es un objetivo para muchos, porque esto elimina la temible celulitis y reduce la aparición de varices.

Unos glúteos tonificados también ayudan al aspecto físico porque el cuerpo se verá con armonía. Por ejemplo, el Bikram Yoga es una de las modalidades de la disciplina que ayuda a mejorar el aspecto físico con mayor rapidez. Los beneficios de las posturas en este estilo yóguico incluyen desarrollar y fortalecer el cuerpo.

Buscar la armonía en el cuerpo es uno de los objetivos del yoga, tomando el control de la mente. Hacer yoga es símbolo de salud y vitalidad. Le brindarás a tu cuerpo un balance entre lo terrenal y lo espiritual.

Las asanas o posturas brindan beneficios para cada parte del cuerpo. En una postura se pueden trabajar distintas partes y cada una tiene un nivel de complejidad.

Si deseas hacer una actividad física y tener una figura saludable, acá te dejaremos 6 posturas de yoga ideales para tonificar glúteos y piernas. ¡Súmalas a tu rutina!

1. Utkatasana o la silla

La silla es ideal para tonificar glúteos y piernas, además de trabajar el abdomen y espalda.

La postura se inicia colocando las piernas juntas al ancho de las caderas, luego debes bajar lentamente con los brazos arriba. Las rodillas no pueden superar los tobillos, para evitar lesiones.
Al bajar con la espalda erguida, sentirás tensión en los glúteos y piernas. Esta postura es básica para la práctica de yoga y será utilizada en muchas rutinas. Haciendo la silla los dolores de espalda se reducirán.

2. Garurasana o águila

El águila le dará movilidad a los tobillos, rodillas, muñecas, piernas y fortalecerá los glúteos.

Esta asana consiste en colocar las piernas juntas y flexionar un poco la rodilla derecha. Luego pondremos el muslo de la pierna izquierda sobre la derecha.
La pierna izquierda se enrosca con la derecha. Luego dobla los codos y tráelos al pecho.
Estarás haciendo presión a las piernas y a los glúteos. Una vez finalizado el lado derecho inicia con el izquierdo. Esta torsión puede resultar algo compleja, pero sus beneficios son múltiples y te ayudarán a tener control del cuerpo.

3. Tulandandasana o postura volando

Esta postura requiere un alto nivel de complejidad, pero su práctica tendrá excelentes resultados.

Se inicia colocando las piernas al ancho de las caderas y bajando el tronco hacia la frente.
Luego apoya los brazos al suelo y eleva la pierna izquierda lo más alto posible.
Mantén el pie en punta y aprieta el abdomen. Luego cambia de pierna y eleva la derecha.
La postura volando ayudará que tus glúteos trabajen y la musculatura de la espalda y piernas se fortalecerá.

4. Trikonasana o triángulo

El triángulo es ideal para fortalecer los muslos y la espalda.

Colócate con las piernas juntas y luego sepáralas y estira los brazos lateralmente. Debes girar el pie izquierdo hacia adentro y el pie derecho al frente.
Luego bajarás las caderas al lado derecho sosteniendo el tobillo de ese lado.
Gira el tronco hacia el lado derecho, sube la cabeza y estira el brazo izquierdo, alineándolo con el torso.
La mirada va hacia arriba, y luego se deshace la postura para hacerla en el lado contrario.
El triángulo permite un desarrollo equitativo de las piernas y ayudará a aliviar las tensiones en la espalda.

5. Vrksasana o árbol

El árbol es una de las posturas básicas de equilibrio, porque ayudará a controlar la mente y cuerpo.

Para el árbol coloca las piernas al ancho de las caderas y junta las palmas de las manos.
Luego ve subiendo la pierna derecha y apóyala en el muslo izquierdo.
La pierna debe quedar muy cerca de la ingle y debes apretar el abdomen y los glúteos para lograr el equilibrio.
Estarás sostenido con una sola pierna mientras respiras y mantienes la estabilidad. El árbol te mantendrá con los pies sobre la tierra.

6. Konasana o postura sngular

Con esta postura de torsión, estirarás las piernas y fortalecerás los glúteos.

Inicia colocando las piernas juntas y luego ve abriéndolas con los brazos extendidos.
Dobla el tronco desde la cadera y apoya el cuerpo en la pierna derecha. Luego estira el brazo sobre la cabeza.
Con la postura angular estirarás el pecho y abrirás la cintura. Y las piernas sentirán el trabajo de estiramiento que tendrás en los glúteos, tobillos y dedos de los pies durante la práctica de esta asana.

Son muchas las posturas que te ayudarán a tonificar glúteos y piernas, estas son solo algunas. Recuerda respetar tu cuerpo y no exigirle más de lo puedas. Evita lesiones y mejora la técnica practicando constantemente. El yoga te brindará un cuerpo saludable.

Artículo anterior

Tips para depilar el área del bikini correctamente

Artículo siguiente

LA PRUEBA DE PAPANICOLAU

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.