Especialista en Coloproctología en Rosario
Cirugía videoendoscópica de fístulas perianales y quistes sacrocoxigeos

Gracias por visitar el sitio del Dr. Leonardo Salim, Especialista en Cirugía General desde 2004 y en Coloproctología desde 2007 (Matrícula 14430) en la ciudad de Rosario. Es el único médico en la República Argentina en realizar Cirugía Videoendoscopica de Fístulas Perianales ( VAAFT) y Quistes Sacrocoxigeos (EPSIT). Realiza Cirugía de hemorroides con láser, sutura mecánica, ligadira con bandas y con sellador vascular de energía. Tratamiento de la incontinencia fecal severa mediante Neuromodulación Sacra.

 

PATOLOGÍAS FRECUENTES

 

HEMORROIDES

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, son pequeñas varices que se sitúan en el canal anal, se producen cuando las venas situadas en la zona baja del recto o en el ano se dilatan excesivamente, convirtiéndose así en varicosidades. En principio cualquier persona puede presentar hemorroides y no padecer ningún síntoma, por lo que no debe considerarse una enfermedad ni tampoco buscar un tratamiento. El problema surge cuando estas varices anales producen molestias que llevan a consultar al médico buscando alguna solución. Es entonces cuando hablamos de síndrome hemorroidal y es entonces cuando la situación es patológica.

Las hemorroides aparecen sobre todo a partir de la tercera década de la vida, siendo bastante infrecuente por debajo de esa edad, así como en la vejez.

Tipos de hemorroides

Se distinguen tres tipos de hemorroides atendiendo a su situación respecto al conducto anal:

Hemorroides internas: si las venas afectadas se localizan en la zona baja del recto, por encima del ano, y están cubiertas por mucosa. En este caso se distinguen a su vez cuatro subgrupos atendiendo al grado de prolapso:

Grado I: se prolapsan hacia el ano, pero no descienden durante la defecación.

Grado II: se prolapsan hacia el ano durante la defecación, pero vuelven a su lugar tras ésta.

Grado III: se prolapsan, no regresan salvo que se las reintroduzca manualmente.

Grado IV: se prolapsan, no regresan ni con reducción manual, o vuelven a prolapsarse inmediatamente tras la reintroducción.

Hemorroides externas: cuando están situadas debajo de la unión del ano con el recto. En esta situación están recubiertas de epitelio anal.

Hemorroides mixtas: si afectan a los dos tipos de venas.

 

FÍSTULAS PERIANALES

Una fístula es una comunicación anormal entre un órgano, un vaso sanguíneo o el intestino y otra estructura. Generalmente, las fístulas son el producto de traumas o cirugías, pero también pueden resultar de infecciones o inflamaciones del órgano afectado.

En la fístula perianal se trata, en la mayoría de las ocasiones, de un proceso inflamatorio de la región que rodea al ano que produce una tumefacción dolorosa y molesta con una secreción de material purulento o fecal (incluso puede presentar material sanguinolento) que causa sintomatología diversa como picor, eccema de la piel circundante y generalmente el manchado de la ropa interior. Ocasionalmente puede producir síntomas generales como fiebre, etc.

En la mayor parte de los casos, el origen de la fístula perianal es un absceso que pudo haber sido drenado por métodos quirúrgicos o bien lo hizo de forma espontánea dejando como secuela esa comunicación fibrosa que produce la molesta secreción. En otras ocasiones el origen de la fístula está ligado a diversos trastornos anorrectales que cursan con estreñimiento o diarreas crónicas motivando una disfunción del aparato esfinteriano (el que realiza la función valvular y de continencia del material fecal).

Enfermedades como la enteritis regional o la enfermedad de Crohn, hemorroides, etc., pueden asociarse a fístula perianal. Otras veces, es la exploración instrumental o el padecimiento de una enfermedad en el abdomen como apendicitis, o infecciones en las trompas o divertículos colónicos que se complican, los que originan dichas fístulas.

 

FISURAS ANALES

La fisura anal se puede definir como una úlcera situada en la parte final del canal anal, de aparición frecuente y que ocasiona grandes molestias en forma de dolor intenso pese a su pequeño tamaño. La localización típica de estas úlceras es en el margen anal anterior y posterior.

Al parecer, el dolor producido por la formación de esta ulceración desencadena una contracción refleja de la musculatura anal, lo cual impide una correcta cicatrización de la fisura y una perpetuación de esta enfermedad. Por este motivo, los tratamientos aplicados van dirigidos a vencer esta contractura o hipertonía muscular.

El diagnóstico de la fisura anal se basa en la sintomatología referida por el paciente y la observación de la úlcera en la posición descrita.

Ante una úlcera anal en una localización anómala o que presente una sintomatología atípica es recomendable la realización de pruebas que descarten otras posibles causas antes mencionadas: colonoscopia para descartar enfermedad inflamatoria intestinal, cultivo microbiológico de lesión o biopsia si es preciso.

La primera medida que hay que tomar es evitar el estreñimiento mediante una dieta rica en fibra o bien la toma de lo que se conoce como agentes de volumen (compuestos de semillas que favorecen la realización de deposiciones blandas y no diarréicas y que son sustitutos de la fibra vegetal).

 

QUISTES SACROCOXIGEOS

No es un grano ni tampoco un tumor. Sin embargo, la fístula que nace al final de la columna, en el surco que separa ambos glúteos, invita a la confusión debido al dolor, las molestias y la supuración. Este pequeño bulto se bautiza con el nombre de quiste sacro o fístula sacrococcígea y cualquier persona puede sufrirlo, con independencia de la edad o el sexo. Puesto que se forma a partir de restos embrionarios o de cabellos o sustancias mucoides, el quiste puede contener alguno de estos elementos, de ahí que contenga un líquido purulento, similar a un absceso.

El quiste sacro no se puede prevenir de ninguna forma. Su eliminación sólo admite una técnica: la cirugía. Se puede operar con los primeros síntomas de dolor, supuración, enrojecimiento, infección e inflamación. En los últimos años, la intervención se ha simplificado de manera notable hasta convertirse en una sencilla técnica que se puede practicar con anestesia local mediante sedación regional (se duerme al paciente de cintura hacia abajo) y que realiza de forma ambulatoria -sin que el paciente llegue a ingresar- o con un ingreso hospitalario de sólo una noche..

En la mayoría de los casos la cirugía resuelve el problema. No obstante, en uno de cada diez casos no pasa de ser una solución temporal, ya que se reproduce, sobre todo en el primer año. La razón es que pueden registrarse distintos trayectos fistulares que no siempre son visibles durante la intervención.

 

TUMORES DE COLON Y RECTO

La gran mayoría de los tumores malignos colorrectales se desarrollan sobre lesiones ya existentes en la mucosa, como pueden ser pólipos o enfermedades inflamatorias. El cáncer que aparece en una mucosa sana es excepcional.

El tipo de cáncer colorrectal más frecuente es el adenocarcinoma. Aparece en el 90-95% de los casos y se produce en la mucosa que recubre el interior del colon y recto.

Existen otros tipos de tumores que pueden localizarse en colon y recto, aunque con una escasa frecuencia de aparición, como son:

Sarcomas: tumores originados en la capa muscular del tubo digestivo.

Linfomas: cáncer de las células de la defensa del estómago e intestino.

Tumores carcinoides: cáncer de las células productoras de hormonas del aparato digestivo.

Melanomas.

El cáncer de colon o recto es el Adenocarcinoma. Los otros tipos de tumores que pueden localizarse en el intestino grueso no se incluyen en este tipo de tumor. Tienen una forma de comportarse muy diferente y un enfoque terapéutico totalmente distinto.

 

INCONTINENCIA FECAL

La incontinencia fecal (también llamada incontinencia anal) es el término usado cuando no se puede controlar la defecación. La deposición (heces/desperdicios) gotea fuera del recto en momentos no deseado – no en un momento planeado para ir al baño. Esta pérdida ocurre con o sin conocimiento. La incontinencia fecal ocurre más a menudo en las mujeres que en los hombres y también es una incidencia común en los ancianos.

El término incontinencia fecal se usa si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones:

La deposición se escapa cuando tienes gases

La deposición se escapa debido a actividad física/ esfuerzos de la vida diaria

Una persona puede “sentir que él/ella tiene que ir” y no pueda ser capaz de llegar al baño a tiempo

Se ve deposición en la ropa interior después de ir a defecar de manera normal

Hay una pérdida completa de control intestinal

 

CONSTIPACIÓN

La constipación consiste en la dificultad para eliminar las heces. Este impedimento se puede manifestar a través de deposiciones escasas, difíciles de expulsar  o demasiado infrecuentes.

En las personas que padecen este trastorno, la evacuación del intestino se produce menos de tres veces por semana y puede resultar un momento difícil y hasta doloroso.

Es un estado realmente incómodo, que puede interferir con la vida diaria, afectando la calidad de vida de quien la padece. La constipación no es considerada una enfermedad en sí, sino un síntoma, cuyas causas en general son de carácter funcional y están relacionadas con factores dietéticos, sociales.

SERVICIOS

CIRUGÍA VIDEOENDOSCÓPICA DE FÍSTULAS PERIANALES Y QUISTES SACROCOXIGEOS
CIRUGÍA DE HEMORROIDES CON LÁSER
SUTURA MECÁNICA
LIGADURA CON BANDAS
SELLADOR VASCULAR CON ENERGÍA
FISTULAS PERIANALES
FISURAS ANALES
CIRUGÍA MINI INVASIVA DE COLON Y RECTO
INCONTINENCIA FECAL
CONSTIPACIÓN

UBICACIÓN

Contáctenos

DR. LEONARDO SALIM
Especialista en Coloproctología en Rosario
Turnos y Consultas

SANATORIO PARQUE
Dirección: Bv. Oroño 860, Rosario, Argentina
Teléfono: (0341) 420-02 22

ICR (INSTITUTO CARDIOVASCULAR DE ROSARIO)
Dirección: Bv. Oroño 450
Teléfono: (0341) 420-30 40

Artículo anterior

4 REMEDIOS PARA EL CATARRO

Artículo siguiente

DESCUBRE LOS 5 TRATAMIENTOS NATURALES PARA TRATAR LAS UÑAS FRÁGILES

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.