Médico Oftalmólogo
Especialista en Transplante de Córnea / Hipermetropía / Cirugía de Cataratas  / Cirugía Láser de la Miopía.

Con una intensa y reconocida trayectoria en el campo de la Oftalmología, el Dr. Héctor Gustavo Echavarría atiende en la ciudad de Rosario (Argentina). Percibimos el mundo que nos rodea casi en su totalidad a través de nuestros ojos. Podríamos considerar tal vez a la función visual una obra perfecta de la naturaleza, quizá un pequeño milagro de cada día. Gracias a nuestros conocimientos y a los avances técnicos en la oftalmología, cuidar la salud de sus ojos constituyen nuestro gran desafío y nuestra gran satisfacción.

 

TRANSPLANTE DE CÓRNEA

La córnea es un tejido transparente y curvo localizado en la parte anterior del ojo, que actúa como lente para enfocar las imágenes de la retina.

Al encontrarse en el exterior, sufre con frecuencia lesiones provocadas por agentes externos, como traumatismos o infecciones que dañan su transparencia y afectan a la visión.

El trasplante de córnea o queratoplastia es una técnica quirúrgica que consiste en sustituir el tejido dañado por el de un donante sano. Permite recuperar la transparencia del ojo y, con ella, la función visual.

La recuperación visual es progresiva, dependiendo de la técnica empleada. Para realizar el seguimiento postoperatorio, que puede durar varios meses,  y minimizar las complicaciones que puedan presentarse, es de gran importancia la experiencia del equipo de profesionales que realizan este tratamiento.

La mayoría de los pacientes no sufre dolor en el ojo operado, aunque pueden presentarse algunas molestias. El ojo de la córnea trasplantada precisa tratamiento con colirios y, ocasionalmente, de carácter general. Incluso, puede necesitar medicación inmunodepresora. La recuperación visual es progresiva.

El seguimiento postoperatorio dura varios meses y es necesario un control cuidadoso por parte de los profesionales que le atienden para evitar las complicaciones a largo plazo.

El paciente puede precisar corrección óptica -gafas o lentillas- para conseguir la mejor visión posible.

La intervención de queratoplastia puede realizarse al mismo tiempo que la cirugía de cataratas o del glaucoma. No obstante, en estos casos resulta más complicada la recuperación visual.

 

CIRUGÍA LÁSER DE LA MIOPÍA

El uso de la tecnología láser en el campo de la medicina se ha convertido en la solución para el tratamiento de una gran cantidad de condiciones y ha causado un tremendo impacto en el cuidado de la visión y de los ojos. El tratamiento con láser ha permitido que muchos pacientes vuelvan a tener la visión correcta, de modo que aquellos que han tenido que usar lentes de contacto o gafas ya no los necesitarán. Las personas con miopía pueden someterse a un tratamiento con láser para restaurar la visión al 100%.

 

La miopía es el término técnico para la visión corta y, según John Andrews en su artículo Short-sightedness and Laser Eye Surgery en eHealthArticles, más del 30% de la población sufre de esta condición. Las personas miopes ven los objetos distantes borrosos. Esto se debe a la relación de los rayos de luz con la retina del ojo. En los ojos normales, la luz se enfoca en la retina, mientras que para un ojo miope, la luz se enfoca delante de la retina, esto hace que se difuminen los objetos distantes. Este tipo de problema de visión por lo general comienza en la adolescencia y puede empeorar con el tiempo en la edad adulta temprana, después de lo cual se estabiliza.

 

Para corregir la miopía, el tratamiento se centra en el ajuste de la forma en la que la luz se enfoca en la retina. Las gafas y lentes de contacto utilizan lentes cóncavas que permiten doblar los rayos de luz ligeramente hacia el exterior para que caigan correctamente en la retina. La cirugía con láser se ajusta a la córnea para crear este mismo efecto, aplanamiento la córnea para que los rayos de luz se puedan enfocar más hacia atrás en el ojo, donde se centra la visión.

 

La córnea es la ventana transparente de la parte frontal del ojo que da al ojo la mayoría de su potencia total de enfoque. Por lo tanto, cambiando la forma de la córnea, se transforma el poder de enfoque del ojo. El tratamiento de la miopía con láser consiste en la corrección con láser de la córnea aplanándola mediante la eliminación de los tejidos. La cantidad requerida de extracción de tejido se determina por una serie de pruebas que realizará el médico especialista. El procedimiento generalmente es indoloro y la curación es instantánea.

 

HIPERMETROPÍA

La hipermetropía es un error de enfoque visual que generalmente se manifiesta con una visión borrosa e incómoda de cerca, aunque, a partir de cierta edad, también se ven mal los objetos lejanos. En el caso de los niños o jóvenes que padecen hipermetropía, y si su graduación no es muy alta, pueden no manifestar esa falta de agudeza visual ya que compensan la hipermetropía mediante la acomodación (el cristalino incrementa su potencia aumentando su espesor y curvatura por la contracción de los músculos que lo rodean). El continuo esfuerzo de acomodación puede provocar síntomas como fatiga visual, picor de ojos o dolores de cabeza. En el caso de los pacientes mayores de 40 años, la hipermetropía no debe confundirse con la presbicia o vista cansada, otro defecto refractivo provocado por la pérdida de la capacidad de acomodación del cristalino y que se debe al paso del tiempo.

 

En el paciente hipermétrope, la imagen se enfoca detrás de la retina y no directamente sobre ella, a diferencia de lo que ocurre en un paciente emétrope (sin graduación). Este fenómeno se debe, bien a que el ojo del paciente hipermétrope es más corto de lo habitual, o bien a que la potencia óptica de su cristalino y/o de su córnea es menor de lo normal. La hipermetropía puede aparecer sola o combinada con astigmatismo.

 

Este defecto de la refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, ya que su sistema visual todavía no está completamente desarrollado (hipermetropía fisiológica), pero durante el periodo de crecimiento tiende a corregirse. Cuando el problema persiste y no se corrige de forma adecuada, pueden desencadenarse otras alteraciones visuales, como el ojo vago o el estrabismo.

 

La hipermetropía no se puede prevenir, pero, especialmente en el caso de los niños, es muy importante detectarla precozmente para ser corregida, por eso son muy importantes las revisiones oftalmológicas periódicas y completas (con fondo de ojo).

 

CIRUGÍA DE CATARATAS

Las modernas técnicas de microcirugía de cataratas logran excelentes resultados y un rápido reretorno del paciente a sus actividades. Responsabilidad, capacitación técnica y respeto por el paciente son valores primordiales que cultivamos para lograr este objetivo.

 

El tratamiento de la catarata siempre es quirúrgico. No existe ninguna medicación de probada eficacia para detener su avance.

 

El objetivo de la cirugía es la extracción del cristalino opacificado y su sustitución por una lente intraocular para permitir el enfoque de las imágenes en la retina. Hay varios modelos de lentes intraoculares que se utilizarán de acuerdo a la técnica realizada y a la preferencia del cirujano.

 

Hay dos técnicas quirúrgicas para la extracción de cataratas: la facoemulsificación (ultrasonido) y la extracción extracapsular.

 

La facoemulsificación es la técnica más frecuentemente utilizada. Consiste en introducir, a través de una pequeña incisión de 3 milímetros, una cánula que mediante ultrasonido fragmenta y aspira la porción central del cristalino opacificado (núcleo), para luego remover por aspiración e irrigación la porción más periférica (corteza). Finalmente se introduce una lente intraocular plegable en sustitución del cristalino extraído.

 

La técnica de extracción extracapsular consiste en la remoción manual del núcleo del cristalino a través de una incisión más grande que la utilizada en la técnica anterior, y luego de colocar una lente intraocular se sutura con algunos puntos de Nylon.

 

Luego de la cirugía es infrecuente el dolor pero pueden aparecer algunas molestias transitorias como sensación de arenilla, ardor y lagrimeo que desaparecen habitualmente en los primeros días. Acostumbramos a ocluir el ojo operado por algunas horas.

 

En los primeros días el paciente puede realizar actividad física que no requiera de grandes esfuerzos o movimientos bruscos de la cabeza. A manera de ejemplo podrá caminar, mirar televisión, trabajar en una computadora, cocinar pero no aconsejamos levantar objetos muy pesados ni practicar deportes. Durante algunas semanas se deberán instilar colirios antibióticos y antinflamatorios. Si no hubiera complicaciones u otras patologías asociadas la visión se recuperará progresivamente en los primeros días.

SERVICIOS

Transplante de Córnea
Hipermetropía
Cirugía de Cataratas
Cirugía Láser de la Miopía
Atención Obras Sociales
Particulares

UBICACIÓN

Contáctenos

Dr. Héctor Gustavo Echavarría

Consultorio: 3 de Febrero 1045 (Rosario)
Teléfono: (0341) 448-3273

Artículo anterior

Nutricosmética, qué es y para qué sirve

Artículo siguiente

Tipos de Flores de Bach, indicaciones de cada una

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.