BellezaSalud Capilar

TRES TIPS PARA EVITAR QUE SE TE CAIGA EL PELO

Si se te suele caer el pelo y quieres evitar la pérdida de cabello, no te pierdas estos tres consejos que te ayudarán a tener un pelo más fuerte
 

Son muchas las personas a las que se le cae el pelo. Es un problema bastante común tanto para hombres como para mujeres y es importante aprender a evitar que ocurra. Existen algunos productos que resultan porque favorecen el crecimiento del cabello gracias a sus componentes, pero antes de ir directamente a comprarlo, hay que entender por qué se te cae el pelo.

Solo entendiendo la causa podrás encontrar antes el problema y que la solución esté aún más cerca de tu vida.

Causas de la pérdida de cabello

– Lo que comés. Una dieta poco saludable no te aportará los nutrientes necesarios y puede que se te caiga el pelo.

– Deficiencias minerales

– Medicamentos

– Estrés

– Genética

– Postparto

Nada menos que un tercio de la población sufre de la pérdida de pelo, y no solo ocurre en hombres, las mujeres también sufren caída de cabello. Aunque no hay garantías de que se deje de perder el pelo para siempre, siempre hay algunas formas para poder ayudar a que no se caiga tanto. Tanto si tenés el cabello fino como si no, a continuación encontrarás algunas soluciones para evitar que se te caiga el cabello.

¡No lo dañes!

Parece algo básico pero muchos suelen pasarlo por alto. Para que tu cabello empiece a estar más sano, tendrás que evitar dañarlo de cualquier modo. Para eso, limita el uso del secador cuando no lo necesites realmente. Es importante secar el pelo con una toalla suave después de la ducha y si es con una remera vieja, mejor (la textura es más suave y no dañará tanto el cabello).

Si solés usar planchas o cualquier herramienta para el cabello que aporte calor, entonces debés saber que podés estar dañando las proteínas del cabello, lo estarás dejando demasiado seco y esto, también puede hacer que se caiga. Por eso, es mejor que las herramientas para el pelo que aporten calor, mejor, olvidalas o usalas de muy de vez en cuando.

Es probable también que estés acostumbrado/a a cepillarte el cabello todos los días para tenerlo bien peinado, pero hacerlo en exceso puede ser peor para vos porque dañará tu cuero cabelludo y se te caerá más el pelo. Cepillá tu cabello una vez al día.

Mejorá tu dieta

Hay un dicho que todo el mundo conoce: “sos lo que comés”. Y realmente es cierto. Si te alimentás bien durante todo el día, tendrás una mejor salud y también un cabello más saludable. Una nutrición adecuada prevendrá que se te caiga el pelo. Las verduras y las frutas son necesarias y lo que no puede faltar en tu dieta es: salmón, huevos, patatas, zanahorias, proteínas o verduras de hoja verde.

Los alimentos ricos en proteína también son importantes (mariscos, carne, queso, yogur, tofu, quinoa…), así como los alimentos ricos en hierro (carne roja, pollo, col rizada, brócoli, pescado, espinacas…) o en biotina (granos enteros, hígado, claras de huevos, harina de soja, nueces, levadura…).

Mantené el estrés alejado

El estrés también es un factor importante a tener en cuenta, si no controlar el estrés es posible que acabe afectando a tu salud física y también emocional. Un poco de estrés para afrontar el día con productividad está bien, pero cuando el estrés ya sobrepasa algunos límites, entonces hay que echar el freno de mano.

Para evitar que el estrés afecte a tu cabello, es necesario que aprendas a relajarte lo antes posible y en cualquier momento. Buscá momentos para respirar y contar hasta diez cuando te notes nervioso/a, caminá descalzo sobre el pasto, descansá por lo menos 1 hora entre la jornada de la mañana y la tarde. Buscá la forma de que tu ritmo de vida te aporte salud en lugar de que te la reste.

Artículo anterior

DESCUBRE ESTOS REMEDIOS PARA COMBATIR LA ACIDEZ

Artículo siguiente

OCHO SEÑALES PARA DARTE CUENTA QUE TIENES TOC

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.