BellezaManos y Pies

MANTÉN TUS PIES LIBRES DE HONGOS

Las infecciones por hongos suelen aparecer en diferentes partes del cuerpo, pero en su mayoría, suelen atacar los pies; se manifiesta a través del enrojecimiento y la picazón
 

Esto se vuelve más molesto cuando en los períodos de lluvia, el calzado mojado se convierte en un perfecto aliado para que la infección se expanda.

Es importante que, si se ha mojado nuestro calzado, nos sequemos bien los pies cuando lleguemos a casa y ocupar zapatos alternativos mientras esperamos que los que se mojaron puedan utilizarse de nuevo.

Sin embargo, si ya presentas un cuadro de hongos en los pies (conocido como pie de atleta) es necesario que lo combatas, ya que aunque no representa una peligrosidad tan alta, los hongos pueden contagiarse de una forma muy rápida si no tenemos el cuidado correspondiente. Es por eso que te traemos algunos remedios naturales para que puedas poner un alto a esa molestia.

Agua salada. Este es, quizás, uno de los remedios que más conocemos en nuestro entorno. Es verdad: disuelve un poco de sal en agua y colócalo en tus pies varias veces al día o utilízalo solo por las noches. Además de combatir los hongos, sentirás relajados tus pies.

Sábila. Esta planta es conocida por sus múltiples bondades para combatir diferentes males, como el acné. ¡Buenas noticias!, la sábila combate de forma eficaz el pie de atleta: aplica la baba de esta planta directamente sobre los hongos y deja que seque. Se recomienda que lo hagas varias veces durante el día.

Yogurt. Utiliza el yogurt natural y colócalo sobre el área afectada; luego enjuaga.

Ajo. Con el ajo tienes dos opciones para combatir los hongos: vía oral o tópica. Si eliges la primera opción, debes saber que un diente de ajo (tomado en ayunas o por las noches todos los días) posee propiedades antimicóticas. Además, es capaz limpia la sangre, indispensable para que el hongo no se riegue más a otras zonas. Tómalo con un vaso de agua.

Si prefieres colocarlo directamente sobre el hongo, machaca un diente de ajo, envuélvelo en una gasa y ponla sobre el área afectada. Deja actuar unos minutos y retira la gasa sin enjugar la zona.

No olvides consultar con un especialista en caso los hongos no se erradicaran y al contrario, se cuela en otras partes del cuerpo que suelen ser más incómodas, como las axilas o la ingle.

Artículo anterior

LA HIDRATACIÓN DURANTE EL VERANO

Artículo siguiente

CLAVES PARA CUMPLIR TODOS TUS OBJETIVOS DE AÑO NUEVO

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.