BellezaRostro y Cuello

9 cosas que pueden causar espinillas en el rostro

Las espinillas en el rostro, al contrario de lo que se piensa, no son producto de la suciedad ni la falta de higiene. Sus causantes tienen otros orígenes que es bueno conocer para combatirlas mejor
 

Los folículos pilosos que hay en cada poro producen grasa para lubricar el pelo y la piel. Con los cambios hormonales las glándulas sebáceas pueden alterarse y la producción de grasa aumenta. Eso ocasiona que los poros de la piel se obstruyan y atrapen células muertas y bacterias.

Cuando el bloqueo se produce debajo de la piel, los puntos no oscurecen y se producen los llamados puntos blancos. Estos, al no estar expuestos, tienen menos probabilidades de infectarse.

Que causa las espinillas en el rostro

Ahora que sabemos que las espinillas se producen por el exceso de grasa cutánea, hay que determinar las razones que causan esa hiperactividad en las glándulas sebáceas, para saber por qué aparecen esos puntos negros.

1. Cambios hormonales

Los cambios hormonales parecen tener un efecto significativo en el acné, en especial en la adolescencia, mujeres o al tomar anticonceptivos.
Por la edad
Esa es la razón por la cual las espinillas en el rostro aparecen más durante la pubertad. En esa etapa de la vida, los andrógenos –hormonas sexuales masculinas- estimulan la producción de sebo y de células, tanto en hombres como en mujeres.

De las mujeres
También hay alteraciones hormonales durante el embarazo y en los periodos menstruales que pueden afectar a las glándulas sebáceas, lo que puede ayudar a la aparición de espinillas.

Igualmente, las pastillas anticonceptivas y otras basadas en hormonas pueden incidir en la aparición de las espinillas. Sobre esto hay estudios contradictorios, pues algunos consideran que los pastillas anticonceptivas reducen la aparición del acné. La clave parece estar en las hormonas que contienen las diferentes marcas de píldoras.

2. El maquillaje

El maquillaje obstruye los poros y facilita la producción de bacterias y de células muertas. Esto, obviamente, favorece la aparición de espinillas en el rostro, principalmente cuando se deja durante la noche o no se limpia bien.

3. El sudor

Otro causante del acné es el sudor, aunque por diferentes razones. El sudor acumulado en la piel causa la aparición de una levadura llamada Pityrosporum folliculitis, que irrita la piel y obstruye los poros. El acné producido por el sudor aparece más en la espalda, brazos y pecho, pero también puede afectar al rostro.

4. Tocarte la cara y las espinillas en el rostro

Tocarse la cara y explotar las espinillas crea un ambiente propicio para el crecimiento de las bacterias que causan e inflaman el acné.
Tocarse la cara no crea las espinillas ni los granitos. Tampoco lo hace exprimirse las espinillas. Sin embargo, esas acciones crean un campo apropiado para su aparición.

Al pasar las manos por la cara, se deja un rastro de suciedad, bacterias y grasa que contribuye a obstruir los poros y bloquea la salida natural de la grasa cutánea. Como ya hemos visto, esa retención termina originando las espinillas.

Igualmente, al exprimir una espinilla o un grano, no solo dejamos la grasa y las bacterias de la mano en la piel, sino que además, causamos una irritación por el efecto de la presión que favorecerá el ambiente para nuevas espinillas.

5. El estrés

Aunque no hay pruebas concluyentes, algunos dermatólogos consideran que el estrés crea un campo favorable para la aparición de espinillas, debido a que puede aumentar la producción de cortisol y estrógenos.

Hay además otras dos razones para ligar el estrés a las espinillas y el acné. “Las glándulas sebáceas son también órganos inmunes y pueden crear inflamación y exacerbar la inflamación de la piel”, según el dermatólogo Adam Friedman, de la Universidad de Georgetown, quien asegura que esa sería una causa.

El mismo Friedman apunta a otra teoría. “La gente con estrés tiende a llevarse más las manos a la cara y rascarse, eso ayuda a la aparición de acné e irrita la piel”.

6. La comida y la aparición de espinillas en el rostro

Las pruebas de los efectos de la dieta en la aparición del acné no son concluyentes. Sin embargo, la Academia Americana de Dermatología (AAD) considera que hay claros indicios de que puede tener una importante influencia.

Por esa razón, la AAD recomienda reducir los alimentos con un alto índice glucémico y graso. “Son necesarios más estudios, pero cada persona puede ser su propio detective y analizar que comidas estimulan la aparición de acné”.

7. Fumar

El tabaco puede alterar la producción de grasa y la estructura de la piel, favoreciendo la aparición de acné.
Varios estudios concluyen que los fumadores tienen una alta tendencia a la aparición de espinillas. El tabaco sería la causa de un tipo de acné llamado “acné inverso”. Este consiste en el bloqueo de los poros desde fuera hacia dentro causado por una sobreproducción de piel exterior.

8. Usar sombreros

El sombrero en sí no causa espinillas, sin embargo, su uso hace que se sude más en el cuero cabelludo y ese sudor baje a la frente y al resto de la cara. Como ya hemos explicado, el sudor contribuye a bloquear los poros y favorece la aparición de las espinillas en el rostro.

9. Usar el celular
Tener el celular pegado a la mejilla mientras hablamos también produce sudor y bloquea los poros. Además, al estar constantemente expuestos al ambiente, las manos y las diferentes superficies en los que se guardan o se dejan, acumulan suciedad y bacterias que se traspasan a la piel cada vez que hablamos.

Cómo disminuir la aparición de espinillas en el rostro
Una rutina de limpieza facial ayudará a controlar adecuadamente la producción de grasa y la formación de espinillas.
Las alteraciones hormonales siempre pueden causar la aparición de espinillas, pero sí podemos evitar los factores de riesgo siguiendo algunos consejos.

Lavar bien el rostro con agua y jabones neutros.
Usar exfoliantes para la piel.
No exprimirse las espinillas.
Lavarse bien las manos antes de tocarse la cara.
Mantener el pelo limpio.
Usar maquillaje sin aceites y limpiarlo bien antes de dormir.
Lavar bien la cara con agua y jabón neutro después de hacer ejercicio o sudar mucho.
Revisar la dieta.
Dejar de fumar.
Usar sombreros con espacios ventilados.
No pegar el celular a la cara

Artículo anterior

Qué es la preparación al parto y cuándo se realiza

Artículo siguiente

Razones por las que no disfrutas el sexo plenamente

Vida Sana Redacción

Vida Sana Redacción

Portal líder en salud para la comunidad de Latinoamérica y España. Nuestro objetivo primordial es brindar información saludable de calidad, no sólo para la prevención y tratamiento de enfermedades, sino para contribuir al bienestar físico y psicológico desde la infancia a la tercera edad.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.